Aleteia

Escuela sustituyó espejos por mensajes inspiradores en el baño de niñas

Photo by Shennen McKinney Lob
Comparte
Comenta

Un movimiento de positividad corporal brillante que más escuelas deberían copiar

A pocas mujeres les gusta plenamente lo que ven cuando se miran al espejo. Sea una nariz que no es suficientemente bonita, la aparición de espinillas a causa de la juventud o arrugas emergentes que sólo se profundizarán con la edad, todos nos encontramos con algo que mejorar. Se vuelve el centro de todo lo que parece estar mal en nosotros.

En lugar de reconocer nuestra belleza interior nos quedamos centrados en lo superficial, y eso siempre parece suceder en momentos en que nos sentimos más vulnerables – los años de la adolescencia pueden ser un verdadero asesino de la confianza. Entonces la Laguna Hills High School en Califórnia decidió abordar esta cuestión, y es una idea que incluso los adultos podrían adoptar cuando necesiten un poco de refuerzo en la confianza.

La escuela reconoció que este periodo de la vida de sus alumnos puede ser muy difícil; la combinación de hormonas, exámenes y presión de colegas puede ser suficiente para desequilibrar a cualquier estudiante. Ellos, por lo tanto, decidieron aliviar la presión de algunos alumnos, sustituyendo todos los espejos de los baños por palabras de confianza, dándole a las niñas un impulso de positividad cada vez que se iban a mirar al “espejo”. Comentarios edificantes como: “Eres bella”, “Eres amada” y “Eres importante” estaban frente a ellas.

“Tuve que contener las lágrimas cuando vi los mensajes”, dijo una mamá, Shannon McKinney Lob. “Estaban en todos lados”, dijo ella, añadiendo, “me quedé muy sorprendida y feliz con lo que vi. Sin espejos, sólo mensajes positivos”.

El movimiento global – DoSomething.org, involucra a más de 5,5 millones de jóvenes e intenta impulsar cambios positivos y fuera de Internet – explica cómo la baja autoestima puede ser perjudicial para los adolescentes. Una de las muchas consecuencias de la auto-negatividad es que “más del 70 por ciento de las niñas entre 15 y 17 años evitan las actividades diarias normales, como ir a la escuela, cuando se sienten mal con su apariencia”.

Desgraciadamente, eso también tiene un impacto en el comportamiento con el sexo opuesto: “Las chicas adolescentes que tienen una visión negativa de sí mismas son cuatro veces más propensas a participar en actividades con chicos, y acaban lamentándolo más tarde”. Y los chicos son afectados también, un “38% de los chicos en secundaria y preparatoria contaron que usaban suplementos de proteína” en un intento por aumentar la masa muscular.

La organización está intentando incentivar a los adolescentes a inscribirse en el proyecto Mirror Messages, y publicar mensajes inspiradores anónimos en los espejos para difundir un poco de felicidad en todos aquellos que leen los mensajes.

Y como mostró la escuela secundaria en Kansas, los propios adolescentes quieren involucrarse en la difusión de este mensaje. En 2015, los estudiantes de la Trinity Academy fueron un poco más lejos y tapizaron sus paredes del baño con pasajes de la Biblia, así como con mensajes positivos.

Este tipo de iniciativas sólo prueban el poder de las palabras, y que todo lo que decimos y escribimos puede tener un impacto positivo y negativo.

No importa cómo les digamos a nuestros adolescentes ansiosos cuán grandes son, o cuán impresionados estamos con su habilidad atlética, nosotros podemos dejar algunas notas positivas en el espejo de nuestra hija, o hijo, de vez en cuando para ayudar a empezar el día con una sonrisa… y tal vez también a nuestro marido o esposa, pues todos nosotros necesitamos de un mensaje inspirador de vez en cuando.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día