¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

El Papa: Santos Jacinta y Francisco, modelo para superar sufrimientos

AFP PHOTO / POOL / TONY GENTILE
Pope Francis prays in front of the grave of two of the three little sheperds at the Shrine of Our Lady of Fatima in Portugal on May 13, 2017.

The two young shepherds, Jacinta and Francisco Marto, who had visions of the Virgin Mary 100 years ago in Fatima, a Portuguese site now a global draw for pilgrims, were declared saints today by Pope Francis. / AFP PHOTO / POOL / TONY GENTILE
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

El Pontífice declara santos a los pastorcitos en el día en que se cumple el centenario de las apariciones de la Virgen María en Fátima

En el segundo día de su viaje apostólico a Fátima (Portugal), el papa Francisco canonizó este 13 mayo de 2017, día de Nuestra Señora de Fátima, a dos de los tres pastores que vieron a la Virgen María hace cien años, Francisco y Jacinta Marto, ante cientos de miles de peregrinos.

“Como un ejemplo para nosotros, tenemos ante los ojos a san Francisco Marto y a santa Jacinta, a quienes la Virgen María introdujo en el mar inmenso de la Luz de Dios, para que lo adoraran”, dijo en el Sagrado.

Antes de llegar a la Sacristía del Santuario, Francisco rindió homenaje a las tumbas de los pastorcitos. Allí rezó en silencio para luego iniciar la misa y el rito de canonización.

Al comienzo de la Eucaristía, celebrada en la explanada del santuario de Fátima, sentado en su silla y con la mitra, el Papa explicó la fórmula de canonización de los dos jóvenes pastores producto de un “largo análisis” que les definió como apóstoles a los beatos inscritos hoy en el el libro de los santos.

Se trata de los dos santos más jóvenes – no mártires – de la historia de la Iglesia Católica, quienes vieron a la Virgen seis veces en 1917. Ambos murieron por la gripe española en 1919 y 1920.

Un modelo para todos los fieles. “En ellos la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos. La presencia divina se fue haciendo cada vez más constante en sus vidas”, dijo.

Dos infantes que enseñan la “insistente oración por los pecadores” y “el deseo permanente de estar junto a «Jesús oculto» en el Sagrario”, sostuvo el Papa.

Lucía, la mayor (10 años), recibió el don de ver, escuchar y hablar con la Virgen, mientras que Jacinta (7 años) podía ver y escuchar y Francisco (9 años), en cambio, podía solo ver. Por ende, su prima y hermana lo informaban de todo.

Hoy la estatua de la Virgen de Fátima, que lleva en su corona la bala del atentado a Juan Pablo de 1981, entró engalanada entre flores y a hombros de camino al altar mientras cerca de 500 mil fieles congregados cantaban y rezaban.

El milagro

En 1999, un milagro atribuido a la intercesión de los dos niños abrió la puerta de su beatificación en 2000. Luego, un segundo milagro, reconocido el 23 de marzo, permitió su canonización. Este milagro benefició a un niño de 6 años de Brasil, que en 2013 entró en coma después de una caída. Tres días después llegó la recuperación inexplicable, tras la oración de su padre a la Virgen de Fátima y los dos pastores. El niño estuvo presente hoy en el santuario de Fátima para la canonización y fue abrazado por el Papa junto a su familia.

Madre de esperanza

“Queridos peregrinos, tenemos una Madre”, dijo dos veces el Papa, y antes citó las palabras de los videntes: “una señora bella” se presenta ante nosotros mientras regresaban a casa, un día bendito como hoy, 13 de mayo hace cien años.

El Pontífice desde el inicio de su llegada a Fátima quiso hacer caer la cortina del pesimismo. Las revelaciones de la Virgen a los niños hablan de amor en su corazón inmaculado. La promesa de oración, ayuno y penitencia: y el mundo será otro.

La humanidad de Jesús que subió al Cielo y María al lado de Dios fue señalada como “un ancla” de esperanza “en esa humanidad colocada en el cielo a la derecha del Padre” (cf. Ef 2,6). “Que esta esperanza sea el impulso de nuestra vida”, dijo.

Advertencia del infierno

La Virgen –sostuvo el Papa– advierte sobre el “peligro del infierno” al que nos lleva una vida -a menudo propuesta e impuesta― sin Dios y que profana a Dios en sus criaturas”.

Ella “vino a recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros y nos cubre. El Papa citó las palabras de Lucía (la otra vidente) para describir la luz que envuelve a las personas que reciben la luz de María, resplandor que se percibe en Fátima, como en cualquier otra parte de la tierra, “cuando nos refugiamos bajo la protección de la Virgen Madre para pedirle, «muéstranos a Jesús»”.

Durante la misa de canonización, las reliquias de Francisco y Jacinta fueron colocadas a los pies de la Virgen de Fátima. Los dos nuevos santos se celebrarán a partir de ahora el 20 de febrero en el calendario litúrgico.

“Una llamada a la conversión” fue el mensaje principal también de la homilía del 13 de mayo de 2000 que se realizó también en Fátima. Se trataba de la ceremonia de beatificación de Francisco y Jancinta Marto, esta vez, presidida por Juan Pablo II.

En el 50º aniversario de las apariciones, Pablo VI, el 13 de mayo de 1967, presidió la misa en el Santuario. De ahí, los papas comenzaron a peregrinar al santuario.

Estuvieron presentes en la ceremonia de hoy el presidente de Portugal, de Paraguay y de São Tomé e Príncipe, que el Papa saludó después del rito.

Sucesivamente, el papa Francisco se detuvo a bendecir y saludar a los enfermos presentes en alrededor del sagrario del Santuario.

Antes de viajar a Roma, los obispos de Portugal almorzarán con el Sucesor de Pedro en la Casa N.S do Carmo. La ceremonia de saludo final se realizará en la base aérea de Monte Real. Se calcula que el Papa llegará en avión al aeropuerto de Ciampino a las siete de la tarde. De esta forma concluirá el 19º viaje apostólico de Francisco.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones