Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 08 marzo |
San Juan de Dios
home iconEspiritualidad
line break icon

Abre la puerta que da sentido al dolor

Carlos Padilla Esteban - publicado el 11/05/17

Que las personas puedan dar con un sentido para sus vidas, para su dolor

Jesús es el camino de mi vida. Es la puerta por la que entro. Jesús tiene una puerta por la que quiero entrar. La puerta de la herida de su corazón. Por ahí entro.

Es una puerta pequeña y yo he crecido. Eso me cuesta aceptarlo. Por eso quiero volver a ser como niño. Para entrar por esa puerta de su herida. En la grieta de su alma quepo yo, entro. Es la puerta del redil.

Es una puerta abierta para entrar y salir. Jesús no me retiene. Eso es lo que me fascina de su amor. El respeto absoluto a mis decisiones. Me abre la puerta para entrar. Y espera paciente a la puerta de mi corazón. Apocalipsis 3, 20: “He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”.

Jesús espera ante mi puerta. Depende de mí que le deje entrar. Y yo quiero entrar por la puerta que Él tiene abierta para mí. Aunque a veces me aleje y tropiece, la puerta de Jesús siempre sigue abierta. Eso me da esperanza. No me cierra la puerta. Su última palabra es siempre la misericordia.

Necesito volver a mirar la puerta. Pienso en tantas personas que no ven la puerta de Jesús. No ven esperanza en sus vidas. Se han encerrado en un círculo de infelicidad y no logran salir del mismo. No ven la puerta de salida. No ven la puerta de entrada a una vida más plena.

Quiero ser puerta de entrada. A veces veo que puedo cerrar la puerta si no tengo el corazón abierto. Puedo hacerlo con mis silencios, con mis omisiones, no sólo con mis palabras y gestos. Puedo cerrar o abrir la puerta a Dios. ¡Qué responsabilidad tan grande! Puedo herir y puedo sanar.

Y a veces descuido mi vida y a las personas que Dios me confía. Quiero hacerle fácil a las personas el acceso al redil. Que puedan encontrar verdes pastos. Que puedan dar con un sentido para sus vidas, para su dolor.

El otro día leía:El sufrimiento deja de ser sufrimiento, en cierto modo, en cuanto encuentra un sentido”[1]. La puerta es el sentido de todo lo que hacemos. De nuestros sacrificios y renuncias. De nuestros límites y caídas.

No logro comprender el sufrimiento si no hay un sentido más allá, en el corazón de Dios. Un sentido que en esta vida no toco.

Pero para seguir luchando necesito ver una puerta abierta, un sentido primero para seguir esperando. Necesito percibir que hay un corazón que me deja entrar para poder descansar en su amor. Necesito tocar un sentido oculto al otro lado del umbral que se me abre. El amor es lo único que me permite seguir luchando en medio de la vida.

Tengo vocación de puerta. No siempre estoy abierto. Cuando me cierro no le dejo a Dios actuar en mi vida. Le cierro el camino de felicidad a los que buscan luz. Compañía. Un descanso. Jesús es la puerta y me enseña a mí a ser puerta para otros.

El pastor tiene vocación de puerta abierta, de puerta de misericordia. De puerta santa y sagrada por la que muchos puedan pasar y quedar sanados al tocar el dintel. Una puerta a un mundo nuevo que no me pertenece porque es el mundo de Dios. El mundo de María. Es el pasto en el que tantos pueden encontrar alimento para sus vidas.

No quiero cerrar ninguna puerta. Ni a Dios para que entre en mí. Ni a los hombres para que puedan tocar a Dios en mi amor humano.

[1] Viktor Frankl, El hombre en busca de sentido

Tags:
esperanzaluz
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
TIZIANO
Maria Paola Daud
Encontraron «La Última Cena» perdida de Tiziano, en una pequeña i...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.