Aleteia

5 beneficios del agua de rosas

Shutterstock/Gulsina
perfumed rose water
Comparte
Comenta

Huele tan delicioso que es hasta terapéutica

La tendencia actual en el mundo de la belleza es el retorno a lo natural. Primero se vivió con la propuesta de Alicia Keys de no llevar tanto maquillaje y ahora con el uso de productos orgánicos para el cuidado de la piel.

Shutterstock/Slavica Stajic

El agua de rosas ha sido usada por años pero muchas personas no conocen todos sus múltiples usos. Bien sea usándola sola o mezclándola con otros ingredientes, puede ayudarte a conseguir -o mantener- esa piel lozana que todas anhelamos.

Shutterstock/xmee

Aprovechando que mayo es el mes de las flores, les cuento 5 de sus fabulosos beneficios:

  1. Como tónico

Entre tu jabón facial y tu crema hidratante, es importante que uses un tónico para terminar de limpiar cualquier impureza, cerrar tus poros y refrescar tu piel. Muchos en el mercado tienen alcohol y por eso muchas mujeres le huyen al tónico “porque reseca la piel”. Prueba meter un frasquito de agua de rosas en el refrigerador (puedes hacerla tú misma poniendo a hervir algunos pétalos o comprarla ya lista en la farmacia) y con un algodón aplícala en todo tu rostro cada mañana y noche. Haz de esto parte de tu rutina diaria y pronto verás la diferencia.

Shutterstock/gpointstudio
  1. De mascarilla

El agua de rosas tiene propiedades anti-inflamatorias y anti-bacterianas, así que es ideal para personas que sufren de acné o simplemente para aplicarla en esos días que estamos sumamente cansadas y necesitamos un toque de luminosidad (que no es lo mismo que piel grasa). Una mascarilla súper hidratante consiste en mezclar tres partes iguales de agua de rosas, jugo de pepino y miel. Aplícala en tu piel, déjala reposar por 20 minutos y luego enjuágate con abundante agua fría.

Shutterstock/Olga Miltsov
  1. Fijador de maquillaje

¿Te ha pasado que tardas horas en maquillarte pero basta que sudes sólo un poco para que tu obra maestra se convierta en un desastre? Esto se arregla rociándote un poco de fijador de maquillaje al terminar. En el mercado hay de distintas marcas y algunos son excelentes, pero si prefieres algo más natural y económico, puedes mezclar una parte de glicerina (que también la venden en la farmacia) por tres partes de agua de rosas en un frasco tipo spray y ¡listo! Sólo asegúrate de hacer poca cantidad y mantenerla en la nevera, ya que como estás mezclando dos ingredientes sin ningún tipo de conservante, dura sólo unas dos semanas.

Shutterstock/Robert Przybysz
Shutterstock/Lordn
  1. Para después del afeitado

Algunas mujeres sufren mucho cuando se rasuran porque los folículos se inflaman y se ponen muy rojos. Luego de afeitarte y enjuagarte con abundante agua, aplica un poco de agua de rosas en la zona con un algodón para suavizar la piel y evitar (o disminuir, dependiendo del caso) la irritación.

Shutterstock/Alliance
  1. Como desmaquillante

Así como te ayuda a fijar tu maquillaje, también te puede ayudar a removerlo. Sólo debes mezclar dos partes iguales de aceite de coco con agua de rosas hasta lograr una consistencia homogénea y vierte el resultado en un frasco, preferiblemente, de vidrio. Al momento de desmaquillarte, trata siempre de sacar el producto con una pequeña cuchara para no contaminarlo y frota una pequeña cantidad con tus dedos o una mota de algodón, enjuaga tu rostro con abundante agua, y repite el proceso de ser necesario.

Shutterstock/Anna Ok
Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
bellezamaquillajemujerrosa
Newsletter
Recibe Aleteia cada día