Aleteia

El embarazo que hizo famosa a una cartera

GRACE KELLY-BAG
thinkretail-cc
GRACE KELLY-BAG
Comparte

La princesa Grace Kelly “dio a luz” a un accesorio icónico de la moda

Todos los bolsos de la firma francesa Hermès tienen un nombre y quizá el modelo Birkin (bautizado así por la actriz y cantante británica Jane Birkin) sea el más famoso. Sin embargo, hay otra mujer –y de la realeza- que le puso su nombre a otra de sus icónicas carteras, sólo que no de manera intencional.

Hiro - Kokoro Photo-cc

Se trata de la Kelly Bag, llamada así por la ex princesa de Mónaco, Grace Kelly, quien la usó para cubrir su primer embarazo de los paparazzi en 1956 y, desde entonces, es parte del histórico de la marca y de la moda.

GRACE KELLY-BAG
FOTO AFP / INTERCONTINENTAL
La princesa Gracia de Mónaco, sosteniendo a su hija Carolina de la mano, de compras, el 18 de septiembre de 1958 en Montecarlo.

Lo curioso es que esa cartera no fue diseñada especialmente para ella ni se trataba de un nuevo lanzamiento. De hecho, fue creada mucho antes -específicamente en los años 30- por Robert Dumas, quien en su momento creó todo un revuelo porque rompía el molde del uso prominente de clutches o carteras pequeñas por parte de las mujeres.

Hiro - Kokoro Photo-cc

Su tamaño grande era toda una declaración de independencia femenina, permitiendo guardar en su interior todo tipo de secretos. Kelly en su momento se volvió fanática de su diseño, tanto que ordenó seis piezas en distintos colores.

Pero no fue hasta que fue fotografiada un día con una de ellas cubriendo la barriguita de su primer embarazo (imagen que llegó hasta la portada de una popular revista que dio la vuelta al mundo) que esta cartera se volvió realmente famosa y re-bautizada como la Kelly Bag.

Grace Kelly
Photographie de Mario De Biasi ©MP/Portfolio/Leemage
Rainiero III, Príncipe de Mónaco (1923-2005) y su esposa Grace Kelly (1929-1982) rodeados de asistentes, fotógrafos, guardias de seguridad y una multitud de curiosos, durante una etapa de su rápido viaje por Italia. Italia, abril de 1957.

La esposa del príncipe Rainiero III utilizó los seis tonos de su bolsa durante todo su embarazo de Carolina para proteger su barriga lo más posible de la prensa. Pero además otras grandes actrices como Audrey Hepburn, Ingrid Bergman y Catherine Deneuve (que se la autorregaló con su primer sueldo) comenzaron a usarla, reafirmando que se había convertido en «el accesorio del momento».

La Kelly Bag es toda una obra de arte. Está hecha totalmente a mano y se requieren 20 horas de trabajo para coser las 36 piezas que la conforman y lograr su forma trapezoidal con base rígida apoyada en cuatro patas de metal.

Hiro - Kokoro Photo-cc

Con los años, se ha reinventado con la incorporación de nuevos tamaños (la original medía 50 centímetros), colores y materiales, permitiendo docenas de combinaciones que, además, se pueden personalizar en los talleres de Hermès.

Asimismo, sigue estando presente en el mundo del cine, como fue el caso de la película Un Crimen Perfecto (1998), protagonizada por Gwyneth Paltrow.

Sin duda, la Kelly Bag es como la mujer y madre que le dio su nombre definitivo: clásica, elegante, refinada y audaz. Por eso es que aún hoy sigue siendo muy demandada en las boutiques de la firma.

Así que si alguna vez escuchan a alguien decir que una mujer embarazada jamás podrá ser un referente de moda, cuéntenle esta interesante historia.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.