Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconActualidad
line break icon

La nota pegada en un corcho de tres migrantes salvadoreñas

CROSSING BORDER

Shutterstock-Chess Ocampo

Weathered backpack left behind by a migrant in the Sonoran Desert between the USA and Mexico

Jaime Septién - publicado el 09/05/17

Historias y vida de quienes cruzan a diario la fontera del sur de Texas

Cada día, en el territorio de Texas, se vive un drama humanitario que muy pocos alcanzan a ver. Manny Fernández, encargado de la oficina de The New York Times en Houston, acaba de publicar un amplio reportaje sobre lo que viven algunos de los migrantes que cruzan desde México hacia la frontera sur de Texas, y de aquellos que mueren en el camino y no han sido identificados.

Pero también de las historias como la de tres jóvenes migrantes salvadoreñas que, en junio de 2013, tras cruzar de manera ilegal la frontera entre México y Estados Unidos, se movían a través de la maleza, desesperadas, cuando se toparon con una cabaña en la localidad texana de Encino.

No había nadie adentro y decidieron forzar la puerta. Traían 2,400 kilómetros de camino desde El Salvador. Querían llegar a Houston, pero habían abandonado toda esperanza. Llevaban cuatro días caminando. Una de ellas estaba embarazada. Ya no querían evadir a la Patrulla Fronteriza; ahora querían ser encontradas porque la salvadoreña embarazada necesitaba ayuda.

“Lo primero que hicieron cuando irrumpieron en la cabaña fue llamar a las autoridades estadounidenses. El número estaba escrito en un papel pegado a un corcho junto a la puerta. Las jóvenes se bañaron y limpiaron su ropa en lo que llegaban los agentes”, cuenta Fernández en su historia.

Antes de irse, sigue diciendo el reportaje de The New York Times, “una de las chicas agarró la hoja de papel con la lista de teléfonos. Volteó la hoja y le escribió una carta al dueño de la cabaña”. Una carta de agradecimiento. Un gesto del corazón de estas tres muchachas exhaustas, pero agradecidas de estar todavía con vida:

Disculpen por entrar a su rancho, pero fue por necesidad porque teníamos cuatro días de estar perdidas”. Perdón por destruir su puerta y por haber utilizado sus pertenencias: gracias y mil veces perdón.

Ryan Weatherston, es el encargado de la cabaña de Encino. Nunca supo los nombres de las tres adolescentes salvadoreñas. Dijo que tenían entre 16 y 18 años. Llegó a la cabaña y vio que había ropa tendida; las chicas salieron corriendo hacia su camioneta porque pensaron que era de la Patrulla Fronteriza.

“Iban camino a Houston”, dijo Weatherston. “Una estaba embarazada y ya no podía más. Ya habían llamado a las autoridades, no iban a poder seguir. Solo querían que esa chica recibiera atención médica”. La Patrulla Fronteriza llegó por ellas.

Weatherston ahora deja abierta la puerta de la cabaña.

Con información de The New York Times en español

Tags:
estados unidosfronteramexico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.