Aleteia

Los admirables inicios del famoso mimo Marcel Marceau

PD
Marcel Marceau
Comparte
Comenta

Usó sus habilidades con la pantomima para mantener en silencio a un grupo de niños judíos cuando los salvaba de los nazis

Muchos habrán conocido u oído hablar del famoso mimo Marcel Marceau. Ese gran actor francés considerado el mejor mimo de todos los tiempos, tuvo una infancia y juventud muy difíciles. Eran los tiempos de la segunda guerra mundial y con su familia que eran de religión judía se vieron obligados a dejar Francia. A su padre lo arrestó la Gestapo y murió en los campos de Auschwitz.

A los 16 años, Marcel y su hermano Alain cambiaron su apellido verdadero Mangel por Marceau para evitar ser identificados como judíos y formaron parte del movimiento de resistencia contra la ocupación nazi en Francia.

Oculto en un hogar de niños en París en el que había alrededor de 80 pequeños judíos en un peligro permanente, se disfrazó de director de boy scouts y los evacuó conduciéndolos a Suiza. Dijo a los niños que irían a hacer una excursión a los Alpes, y así evitó que los alemanes los detuvieran.

Años después, Marceau confesó que usó sus habilidades con la pantomima para mantener a los niños en silencio durante los momentos más peligrosos.

Por este hecho Marcel fue condecorado como oficial de la Legión de honor francesa y en abril de 2001, Marceau recibió, por parte de la Universidad de Michigan, la medalla Wallenberg en reconocimiento a su labor humanitaria y actos de valor.

Y fue ahí donde le nació el gusto por divertir a los niños como actor dramático y al terminar la guerra se matriculó como estudiante en la academia de arte dramático Charles Dullin de París.

En 1947 dio vida a su personaje más conocido Bip, un payaso melancólico pero extraordinariamente expresivo que, con su cuerpo y su silencio, era capaz de llegar a cualquier persona acortando fronteras y nacionalidades.

Después de una carrera de casi 60 años, Marcel Marceau falleció el 22 de septiembre de 2007 a la edad de 84 años, dejando un gran legado artístico y siendo fuente de inspiración para grandes artistas como Michel Jackson, que ha aprendido mucho de él para volcarlo en sus coreografías.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día