Aleteia

América Latina y Europa cada vez más conectados

Leonardo Benassatto - ANADOLU AGENCY
Comparte
Comenta

Un anuncio que se hizo entre España y Brasil, pero que beneficia a ambos continentes

Un cable de fibra óptica submarino que recorrerá 10.000 kilómetros de distancia para conectar a través del Atlántico a Brasil con España gracias a su pasaje por

Este el objetivo para el año 2019 que se anunció tras la visita del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, a Brasil.

Pero este anuncio más allá de beneficiar a las partes que participaron del acuerdo, servirá como instancia de mayor conexión para América Latina y Europa. A lo que se le suma un condimento extra: este cable no estará al alcance de Estados Unidos, por lo que de alguna manera representa un intento de desviar las comunicaciones (internet, por ejemplo).

“Ganaremos en calidad, ganaremos en fiabilidad y también en confidencialidad en las conexiones entre Iberoamérica y Europa”, expresó Rajoy, reproduce EFE.

El cable submarino “reducirá el tiempo de transmisión de datos entre los dos continentes en un 40 %“, señaló Rajoy, quien añadió que la “UE aportó 25 millones de euros” a la iniciativa, prosigue EFE.

“Es un proyecto de un enorme valor estratégico”, enfatizó Rajoy.

Este cable forma parte del proyecto EllaLink a cargo de la empresa Alcatel Submarine Networks y conectará diversos puntos de Madrid y San Pablo. En base a lo anunciado tras esta visita, este servicio estará a disposición de cualquier operador o grupo que desee vincularse.

Por su parte, durante la presentación del acuerdo, el presidente de EllaLink, Alfonso Gajate, hizo referencia a la importancia del anuncio y destacó que “aportará una ruta directa de gran trascendencia para internet, para el mundo financiero y para la ciencia, y expuso que el cable tendrá siete veces más de capacidad de lo que toda Latinoamérica hoy en día”, reproduce EFE.

De esta manera, con el avance de este proyecto, queda de manifiesto la voluntad de parte de ambos continentes de seguir afianzando sus vínculos y confianzas, que ahora prenderán de un hilo aún más fuerte.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día