Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Las prostitutas en la Biblia

© Wikimédia
Jos 2,1-21 / Jos 6,22-25. Tras la muerte de Moisés, Josué tomó el relevo de hacer entrar al pueblo de Israel en la Tierra Prometida. Para hacerlo, envía dos espías a Jericó que son recibidos por Rahab, una prostituta que les protege de los hombres del rey de Jericó. Ella, a cambio, obtiene la protección de su familia y de toda su tribu. A pesar de su no pertenencia al pueblo de Israel, ella manifiesta su fe en Dios a los dos espías de Josué: “Al oírlo, ha desfallecido nuestro corazón y no se encuentra ya nadie con aliento en vuestra presencia, porque Yahveh vuestro Dios, es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra”. James Tissot, La prostituta de Jericó y los dos espías, 1902, Museo Judío de Nueva York © Wikimédia
Comparte

Descubre a diez cortesanas bíblicas que han desempeñado una función en la historia de la Salvación

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“En verdad os digo que los publicanos y las rameras llegan antes que vosotros al Reino de Dios”. (Mat 21,31)

Contrariamente a lo que podríamos pensar, las prostitutas no figuran siempre en la Biblia como mujeres entregadas al exceso o a la lujuria. Algunas de ellas guiaron, a su manera, al pueblo de Dios por el camino de la Verdad y de la Salvación.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.