Aleteia

Mr. T dice: “Respondo sólo ante Dios”

Michael Buckner | GettyImages North America | AFP
Comparte
Comenta

El emblemático tipo duro cuenta sobre su fe cristiana, que lo sostuvo en su lucha contra el cáncer

Famoso por sus papeles en El equipo A y Rocky III, el actor conocido como Mr. T reveló en una entrevista reciente con Fox News que su fe en Dios “fue puesta a prueba como Job”.

Explicó que, después de que le diagnosticaran linfoma de células T en 1995, su fe se sometió a un examen como nunca antes, pero perseveró y ahora es más fuerte gracias a ella: “Solo respondo ante Dios”.

Creía en Dios cuando el cáncer vino a mí. Ahora, cuando hablo, hablo con autoridad porque he pasado por eso. Mr. T ha pasado por la quimio, Mr. T ha pasado por radiación, se le cayó el pelo… pero ahora ha vuelto. Ahora puedo dar esperanza cuando voy al hospital, veo a los niños enfermos de cáncer y les digo que no se rindan (…). Sirvo a Dios”.

Mr. T ahora está limpio de cáncer y está decidido a ayudar a la comunidad. Por ejemplo, Mr. T donará al completo su salario del programa de televisión de la ABC Dancing with the Stars al St. Jude Children’s Research Hospital y a Hospitales Shriners para Niños.

Mr. T explicó a Fox News que la Biblia nos enseña a actuar siempre por la gloria de Dios.

“Hay que ser humilde y preocuparse por los menos afortunados (…). Yo llevo comida a los sintecho. Y no llamo a la prensa para decir: ¡mirad lo que hago! Mi madre me dijo: hijo, aunque nadie lo sepa, Dios sí lo sabe. Lo hago por su gloria”.

No es la primera vez que Mr. T ha donado dinero a los menos afortunados. En 1970, después de ganar un concurso sobre “el vigilante más duro de Estados Unidos”, Mr. T donó todas sus ganancias a su iglesia local.

Según declaró para Beliefnet.com, “cuando empecé a entrenar para el concurso llamé a mi pastor, el reverendo Henry Hardy de la Iglesia de la Comunidad Cosmopolita [en Chicago]. Voy allí desde 1977. Le dije: “Pastor Hardy, hay un concurso y, cuando lo gane, voy a darle el dinero para que pueda comprar comida y ropa para las personas desfavorecidas de la comunidad”. Gané dos años seguidos, más de 10.000 dólares. Por entonces no tenía ni coche, pero me sentía bendecido. Así que les di el dinero sin reservas”.

Mr. T admitió que su fe le ha fortalecido con el paso de los años y que reza diariamente por tener la fuerza de ser un buen cristiano y dar buen testimonio. Compartió su oración diaria con Beliefnet.com:

Padre, dame fuerza hoy, no fuerza para levantar 200 kilos, sino fuerza, Señor, para que cuando hable, mis palabras sirvan de motivación y de inspiración para alguien, Señor, para que cuando me vean, te vean a ti. Cuando me oigan, Señor, que te escuchen a ti. Así rezo por tu santo nombre.

“Digo al Señor: ‘cuando me vean, que te vean a ti’, así que sabes que no puedo estar saliendo de un bar de striptease con una mujer en cada brazo. Y digo ‘Señor, cuando me oigan hablar, que te escuchen a ti’, y eso significa que no puedo estar contando los chistes ofensivos que contaba antes. Porque la Biblia dice que cada vez que Cristo ve una nueva creación, lo viejo ya ha pasado”, confiesa.

“No soy el mismo hombre de antes, no voy por ahí buscando problemas ni cosas así. Soy un hombre cambiado. Yo digo que Dios está a mi lado y que le obedezco. Digo que permito que Dios viva en mí. Así que le digo a la gente que cada vez que salgo, estoy representando al Dios que sirvo, represento a la madre que me quiso y que solía llamar a la puerta del vecino para que yo tuviera dinero para ir al colegio”.

En definitiva, Mr. T intenta no ser solo un “tipo duro” por fuera, sino lo que es más importante, un hombre con fuerza espiritual modelado según el mayor “hombre fuerte” que haya caminado sobre la tierra, Jesucristo.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día