Aleteia

Dios está más preocupado por mi futuro que yo mismo(a)

Comparte
Comenta

Si, en lugar de vivir el momento presente, te preocupas demasiado con el futuro, lee esto

Muchas veces, como un niño con un berrinche, cruzaba los brazos y golpeaba con los pies porque creía merecer lo mejor en ese momento. Como un niño que sólo mira su voluntad, intentaba obligar a mi papá a darme regalos, porque yo no estaba haciendo nada malo y no entendía que eso no significaba que estaba haciendo lo correcto.

Los “porqués” justificaban mis elecciones y por eso yo no entendía que si ganaba mi tan soñado regalo en el momento que yo pensaba que era el mejor, lo perdería con la misma velocidad.

Pero, con el paso del tiempo, he podido probar el amor del Padre y todos los días he aprendido que Él está conmigo, guiando mis pasos y enseñándome que Él es el mejor regalo. Sé que Dios está más preocupado con mi futuro que yo mismo/a y por eso se interesa más con mi aprendizaje, más que con las respuestas en sí.

Cada día sigo mi propósito consciente de que, hasta llegar a la plenitud, necesito ser probado/a y aprobado/a. Y cuando, finalmente, llegue el día, miraré atrás y con el corazón agradecido le diré a mi Padre: “Tenías razón”.

 

Por Amanda Batista, Jardim da Gratidão

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
diosfelicidadfuturopresente
Newsletter
Recibe Aleteia cada día