¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Visita a las siete iglesias: Quinta visita, basílica del Ecce Homo

Comparte

Visita el lugar donde Jesús fue burlado por su pueblo

En el lugar que les presentamos a continuación, siguiendo con nuestra visita virtual a las siete iglesias de Jerusalén, Jesús fue “disfrazado” con un manto púrpura y una corona de espinas, para ser burlado y despreciado por los suyos. Un lugar que evoca la burla que tuvo que soportar Jesús de parte también de Herodes.

Para visitar la basílica del Ecce Homo, haz click:

Basílica de Ecce Homo

Via Dolorosa Street 38-40, Jerusalem, Israel

Quinta visita

Se hace en recuerdo de cuando Jesús fue llevado de la casa de Pilato ante el rey Herodes.

¡ Haz Señor, que nunca me avergüence de mostrarme como discípulo tuyo!.
Por la señal e la Santa Cruz…

Pasaje Evangélico

“Pilato, al enterarse de que pertenecía Jesús a la jurisdicción de Herodes, se lo remitió a éste,que precisamente estaba en Jerusalén por aquellos días. Herodes al ver a Jesús, se puso muy contento; hacía ya tiempo que estaba deseoso de verlo por lo que oía de El, y esperaba verlo hacer algún milagro. Le hizo numerosas preguntas, pero Jesús no le contestó palabra. Estaban allí los sumos sacerdotes y los letrados acusándolo con vehemencia. Herodes, con su escolta, lo trató con desprecio, y por burla le vistió una vestidura blanca y se lo devolvió a Pilato” (Lc.23, 6-11).

Reflexión

En esta visita acompañamos a nuestro Divino Maestro en el camino que hizo de la casa de Pilato al palacio del rey Herodes, otro más de los siete viajes que trazó con su propia sangre, para llevar a cabo la obra encomendada por su Padre Celestial, la redención del género humano.
Consideramos las afrentas y humillaciones de que fue objeto, para aprender nosotros a sobrellevar los desprecios e incomprensiones.

Padre Nuestro… Ave María… Gloria…

Oración

Oh Jesús te adoro y doy gracias por este penoso viaje que hiciste de la casa de Pilato al palacio del rey Herodes por mi salvación, y por la Preciosa Sangre que derramaste en la crucifixión al ser clavadas tus manos.
Te pido humildemente por la conversión de los pecadores, y también, te dignes concedernos la virtud de la diligencia y el don de la fortaleza. Amén.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.