Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX
home iconViajes
line break icon

Visita a las siete iglesias: segunda visita, Dominus Flevit

Wikipedia | Public Domain

SemanaSanta.info - publicado el 10/04/17

Reza y visita virtualmente el lugar en el que Jesús lloró por Jerusalén antes de su Pasión

Jesús, apresado, fue llevado a casa de Anás, donde se le sometería a un inicuo interrogatorio y a una sentencia de muerte, por parte de su propio pueblo, que con el corazón endurecido rechaza a su Mesías. ¡Qué oportuno visitar la iglesia del Dominus Flevit, en las faldas del Monte de los Olivos, donde Jesús lloró por Jerusalén, por su negativa a convertirse y por su futura destrucción!


DOMINUS FLEVIT

Te puede interesar:
¿Has visitado el lugar donde Jesús lloró?

Segunda visita

Recuerda que Jesús fue conducido desde el Huerto de los Olivos a la casa de Anás.

¡Señor que nunca deje de hacer oración.!
Por la señal de la Santa Cruz….

Pasaje Evangélico

Se fue, según costumbre, al monte de los Olivos… y dijo a sus discípulos: “Oren para que no caigan en tentación”. Se apartó de ellos, y puesto de rodillas oraba diciendo: “Padre, si quieres aparta de Mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”.
Lleno de angustia oraba con más insistencia, y sudó como gruesas gotas de sangre, que corrían hasta la tierra, luego se apoderaron de Él y le ataron.
De allí le condujeron primeramente a la casa de Anás. (Lc. 22,39-54; Jn. 18, 13)

Reflexión

Dios es mi Padre, aunque me envíe sufrimiento. Me ama, con ternura, aún hiriéndome. Jesús sufre, por cumplir la voluntad del Padre. Y yo, que quiero cumplir también La Santísima Voluntad de Dios, siguiendo los pasos del Maestro, ¿Podré quejarme si encuentro como compañero de camino al sufrimiento? ( Mons. J: Escrivá de Balaguer).

Padre Nuestro… Ave María… Gloria…

Oración

Señor mío Jesucristo, yo te adoro y te doy gracias por el doloroso viaje que hiciste por mi salvación, cuando habiendo sido apresado en el Huerto de los Olivos, después de haber sudado sangre, fuiste conducido a la casa de Anás.

Te suplico me concedas llevar con amor y paciencia tal adversidades y saberme siempre hijo tuyo. Amén.

Tags:
semana santatierra santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.