Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 14 mayo |
Nuestra Señora de Fátima
home iconEspiritualidad
line break icon

La señora que estuvo 62 años enojada

Shutterstock-Ollyy

Sergio Argüello Vences - publicado el 09/04/17 - actualizado el 12/10/20

Atrévete a perdonar

Han pasado ya varios años y aún me acuerdo de doña Cenaida. La conocí en una pequeña capilla de Veracruz, era una abuelita con bordón y un rostro bien amable. Muy contenta me dijo que quería platicar con el padre, y pues allí estaba yo. Aprovechamos que no había nadie y nos fuimos al Sagrario, siempre es mejor que en vez de dos estemos tres en la plática.

Muy a gusto pasó el tiempo hablando de esto y aquello, ya casi nos íbamos cuando comenzó a llorar y me dijo: «Ay padre, también pida mucho por mi esposo, me ha hecho mucho daño…. Un poco desconcertado porque su esposo ya tenía más de 80, y dicen que el vino con el tiempo se hace más bueno, le pregunté: «¿Qué pasa, qué le ha hecho?».

– Ay, padrecito, es una tristeza muy grande la que tengo yo, fíjese que el día que nos casamos él me humilló delante de mi familia, me dijo algo muy feo, y en 62 años juntos nunca me ha pedido perdón, nada más de acordarme me lleno de coraje, todo este tiempo nunca me pidió disculpas, le rogué tanto a Dios que cambiara mi esposo y nada, tengo que aceptar que esta es mi cruz.

– ¿Bueno, ya me contó algo, pero qué más le ha hecho don Ceferino?”

– Pues la verdad, es un buen esposo, pero esta espina no se me ha quitado y sigo enojada con él, ni de comer le doy de buen modo, lo he aguantado solo por el santo sacramento.

– Pero ¿usted no le ha dicho que está enojada para que se disculpe?

– No padrecito, ni que no se acordara bien de lo que dijo en frente de mis papás, nada más que me quiere ver enojada y triste, y lo ha logrado.

Me conmovió tanto lo que me comentó doña Cenaida que le pedí a Dios que fuera su mismo Espíritu Santo el que hablara. Me esforcé por explicarle que no está bien vivir con odio en el corazón, menos con alguien tan cercano como el esposo y muchísimo menos por tantos años…

Mire, el odio, el coraje y el enojo son sentimientos que destruyen y queman como un ácido a quien los lleva dentro, usted tiene que animarse a perdonar para tirar ese ácido porque no se merece sufrir tanto y menos todo este tiempo. Estoy casi seguro que su esposo ya ni se acuerda y usted sí que vive enojada. Imagínese cuántos momentos no ha disfrutado por estar acordándose y él ni cuenta se da. Debe decidirse y pedirle a Dios la gracia del perdón.

Cada que veo a alguien que se enoja me acuerdo de esta abuelita. Y es que es tan fácil enojarse, herir el corazón, guardar orgullo, sentirse lastimado, ofenderse… Pero qué difícil es olvidar todo lo que pasó... Algunas personas siguen pensando que ellas no lo merecían, que no fue justo, y que para poder ser felices necesitan por lo menos unas disculpas o vengarse para que vean lo que ellas sufrieron.

Como sacerdote he conocido a tantas personas en el lecho de muerte que se arrepienten de haber vivido enojadas, llenas de amargura e infelicidad, de no haber soltado a tiempo, de no haber disfrutado casi nada…

Yo sé que no te lo merecías y que no es justo, pero si a nuestro Señor Jesucristo lo injuriaron diciendo que era un borracho, que andaba con malas mujeres, que se juntaba con ladrones… qué no nos podrán decir o hacer a ti y a mí… pero no por eso vamos a vivir tristes o enojados toda la vida.

Imagínate que Jesús hubiera decidido enojarse… simplemente no nos habría salvado. Atrévete a salvar tu vida, atrévete a perdonar, atrévete a soltar lo que te lastima… Dios te puede llamar en cualquier momento, no dejes que sea demasiado tarde.

Sé feliz y libre como Jesús, no cargues nada que te quite la alegría, y cuando sientas que el odio o coraje se apoderan de ti, repite: ¡Sagrado Corazon de Jesus, dame un corazón como el tuyo, ayúdame a olvidar, a perdonar y a sanar!


Padre Sergio
http://www.padresergio.org

Tags:
amoriramatrimonioodio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
5
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.