¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Imperium: una inesperada infiltración entre neo-nazis

Lionsgate Premiere
Comparte

Está basada en la historia real de un agente del FBI, Michael German, que se infiltró durante años en un grupo de supremacistas blancos.

Contra lo que viene siendo habitual en este tipo de filmografía, el peso narrativo de esta película no está puesto en las capacidades sobrehumanas del superagente en cuestión. Los guionistas se detienen más bien en el tipo de ascesis e inteligencia que supone un trabajo de esas características, así como en la existencia del fanatismo más allá de los conocidos estereotipos del primario skin-head, del militarizado neo-nazi, y del chico atemorizado por el entorno de nuestras sociedades multiculturales posmodernas que opta por buscar protección en una comunidad neo-tribal que lo arrope a cambio de un acrítico servilismo.

El relato nos cuenta la misión de Nate Foster, un jovencísimo agente con necesidad de reconocimiento por parte de sus compañeros, que tienden a considerarlo poco menos que un pardillo. Su posibilidad de medrar aparece de la mano de la agente Angela Zamparo, que le invita a iniciar su andadura como agente de campo infiltrándose en un grupo terrorista a caballo entre el Ku Klux Klan, el refinamiento nietzscheano y la brutalidad racista, que quiere atentar contra la nación más poderosa del mundo con una bomba sucia puesta en un edificio federal, a fin de iniciar una deseada “guerra entre razas”.

El reparto acompaña el explícito propósito de hacer saltar por los aires nuestros preconceptos acerca de lo que sea un policía encubierto. Daniel Radcliffe, que pese a interpretar al protagonista siempre será Harry Potter, con su estatura de hobbit y su rostro de crío disfrazado de adulto, hace evidente que el desempeño en el FBI muchas veces tiene más que ver más con la inteligencia y la capacidad de empatía que con otro tipo de fantásticos dones.

Por su parte, Toni Colette, que interpreta a la agente Zamparo, tampoco encaja en el cliché al uso de agente secreta. La actriz australiana, con un registro y una fisonomía idóneos para la comedia, como ha demostrado en Pequeña Miss Sunshine (2006) o en la teleserie United States of Tara (2009-2011), consigue mostrarnos la otra cara de la moneda: una mujer falible que, sin tener diecisiete doctorados por Harvard ni una sangre fría de lagarto, intenta mantener a flote su familia monoparental mientras ejerce su profesión con dedicación enfermiza y mucha intuición.

Colette consigue enterrar literalmente nuestras ideas previas acerca de lo que sea ser una buena agente, del FBI, de la CIA o secreta en general, hasta ahora tronos ocupados por Jodie Foster en El silencio de los corderos (1991), Claire Daines en Homeland (2011-) y Keri Russell en The Americans (2013-), todas ellas dotadísimas en muy diversos aspectos en comparación con la más que normal Toni Colette.

Pese a la originalidad de su planteamiento, el resultado del filme no es brillante. Quizás porque la historia quiere contar minuciosamente una realidad que tiene mucho que ver con la extrema dificultad de la entrega y de la doble vida, así como con matices humanos difícilmente comunicables y aprehensibles.

Esto hubiese encontrado mucho mejor vehículo expresivo en una serie televisiva que un largometraje, teniendo mucho más tiempo para la morosa y minuciosa construcción de los personajes, así como para una lenta y progresiva tensión del arco narrativo. Por eso, al final, pese a que en la temática hay pólvora, en gran medida resulta estar mojada.

Advertencia importante: Absténganse de verla aquellos que busquen repetir la experiencia underground de American History X (1998) o de The believer (2001). Es otra cosa. Nada que ver.

 

Ficha Técnica

Director: Daniel Ragussis

Guionistas: Michael German y Daniel Ragussis

Año: 2016

Género: Thriller policíaco

País: USA

Reparto: Daniel Radcliffe, Toni Collette, Burn Gorman, Nestor Carbonell, Sam Trammell, Chris Sullivan, Tracy Letts, Linc Hand, Seth Numrich, Pawel Szajda, Jasson Finney, Devin Druid, Scott Christopher Kelly, Jennifer Marshall, Michael Aaron Milligan, etc.

Tags:
cine
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.