Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Estás sufriendo? Reza esta oración de santa Bernadette

Comparte
Comenta

"Deja que mi corazón crucificado se hunda para siempre en el tuyo..."

La pastorcita que vio a la Virgen en Lourdes, santa Bernadette, encontró consuelo en su sufrimiento volviendo sus ojos a Cristo:

“Oh, Jesús, Jesús”, rezaba, “ya no siento mi cruz cuando pienso en la tuya”.

Si tú estás sufriendo hoy, reza este fragmento de una de sus oraciones:

Deja que el crucifijo no esté sólo en mis ojos y en mi pecho, sino en mi corazón.

¡Oh, Jesús! Libera todos mis afectos y elévalos a lo alto.

Deja que mi corazón crucificado se hunda para siempre en el tuyo y se entierre en la herida misteriosa causada por la entrada de la lanza“.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.