Aleteia

¿Qué dice el rostro de Natalia Ponce de León?

fundacionnataliaponcedeleon.org
Comparte
Comenta

Una víctima de ataque con ácido, cuyo caso conmocionó al mundo entero

Recientemente fue publicado el primer retrato oficial de Melania Trump, la primera dama de Estados Unidos, cuyos detalles puedes conocer aquí, y muchos analistas empezaron a especular con el mensaje que se quiso dar.

Pero fue la propia Melania quien en estos días entregó un particular reconocimiento a la colombiana Natalia Ponce de León, una víctima del ataque con ácido que conmovió a la sociedad.

A raíz de esto el rostro de Natalia quedó completamente desfigurado y fue sometida a cirugías de reconstrucción facial que la tuvieron durante mucho tiempo escondida detrás de una máscara.

El reconocimiento por parte de Melania se realizó en la Casa Blanca y sucedió en el marco del Premio Internacional Mujeres con Coraje 2017 , que de alguna manera simboliza un galardón a la batalla de las mujeres contras las injusticias.

Natalia lidera una fundación que defiende y protege a las personas que fueron víctimas de agresiones con ácido, una modalidad bastante extendida en Colombia, que indigna y que en muchos casos suele quedar en la impunidad. Natalia logró quitarse la máscara, mostrarse tal cual es y así comenzar su lucha.

La notoriedad de lo ocurrido con Natalia llevó inclusive a que en 2016 el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, promulgara una ley (que lleva el mismo nombre de esta mujer) y que prevé entre 12 y 20 años de cárcel (pudiendo llegar a 30 si el agredido sufre deformaciones o daños permanentes) para quien use cualquier agente químico para dañar a otros.

Al igual que lo sucedido con Melania y los analistas, que luce radiante en su primer retrato de la Casa Blanca, muchos quizás podrían reflexionar sobre qué dice el rostro de Natalia.

Una de las tantas respuestas podría ser afirmar que detrás de su rostro se esconden miles de personas que sufren agresiones injustificadas, pero que al mismo tiempo demuestran fortaleza para levantarse, seguir adelante y transformare en fervientes defensores para que no les ocurra a otros lo que les sucedió a ellos.

“Lo que más me ha ayudado ha sido el amor que he recibido por parte de mucha gente alrededor del mundo, que con mensajes llenos de esperanza y luz me demuestran todos los días que no estoy sola. Personas que han llegado a mi vida para darme la fuerza y el poder de seguir hacia adelante, y por supuesto estar acompañada incondicionalmente de los seres que más amo, todo esto fue lo que me hizo resurgir de las cenizas”, expresó Natalia a un portal colombiano sobre modas y tendencias en 2014.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día