Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 febrero |
San Gabriel de la Dolorosa
home iconActualidad
line break icon

‘Redención’, el ring como lugar de sacrificio

José Ángel Barrueco - publicado el 02/04/17

El filme no está a la altura de la magistral interpretación de Jake Gyllenhaal

Entre los misterios de la distribución cinematográfica española está el de estrenar algunas películas con varios años de retraso: llegan a nuestras salas cuando ya las ha visto casi todo el mundo, primero en screeners de pésima calidad, luego en ripeos de blu-ray o dvd y en alquiler en los videoclubs o en las plataformas de demanda. Es el caso de este largometraje de Antoine Fuqua, que data de 2015, y que precede a su particular revisión de Los siete magníficos.

Otro de los misterios es el de asignarle un título español totalmente distinto del original (Southpaw significa «Zurdo»). Y, si ese título lo encontramos repetido en otros estrenos, esto despista por completo al espectador. Porque tenemos la Redención (Slave Ship) de Tay Garnett, la Redención (Tyrannosaur) de Paddy Considine y la Redención (Hummingbird) de Steven Knight, sin olvidar una película mexicana de 2010 (Redención) o las variantes: Redención (Los casos del Departamento Q) o Invicto 3: Redención, entre otras.

El cinéfilo sabe de sobra que uno de los grandes temas del cine contemporáneo es la posibilidad de redimirse, pero quienes traducen y distribuyen los títulos sienten la necesidad de insistir en ello para darnos un cebo comercial.

Pero vayamos con la película. Southpaw empieza de manera arrolladora, como es habitual en el cine sobre boxeadores: Billy Hope (un impresionante Jake Gyllenhaal, demostrando por enésima vez que es uno de los grandes actores de nuestro tiempo) se desenvuelve en el ring ante las miradas temerosas de su mujer (Rachel McAdams) y en mitad de una marea de sangre, sudor y cicatrices reabiertas, que revelan el gusto por la violencia de su director. Los filmes sobre boxeo saben extraer cierta belleza, incluso cierta poesía visual, de los bailes, las enganchadas y los puñetazos que se dan los contendientes.

Hope gana el combate, pero no tardará en sufrir una tragedia (SPOILER), perdiendo a su mujer y viendo cómo lo alejan de su hija, lo que le sitúa en el pozo al que suelen ir a parar los boxeadores del cine: fracaso, soledad, falta de seguridad en sí mismos y ganas de contar con otra oportunidad para ascender de nuevo.

Pero lo primordial de ese ascenso es recuperar lo único que le queda. Cuando se busca a un entrenador para que le ayude (interpretado por Forest Whitaker), Billy Hope es claro: Esto es por mi familia. No puedo perder a mi hija. Su meta consiste en volver al ring para ganar dinero, aunque deba sufrir por ello. El mensaje es evidente: para redimirse, a veces hay que someter el cuerpo a un sacrificio. El cuerpo como depositario de una penitencia.

Southpaw es predecible, pero contiene dos ingredientes que merecen la pena: el ritmo tenso y trepidante que le proporciona Fuqua y el trabajo físico y dramático de Gyllenhaal. Aunque empieza bien y logra momentos de altura, es una de esas películas que se caerían si despojamos al actor principal del proyecto. Cuando termina, nos queda la sensación de que le falta algo, de que no es un producto tan consistente como creíamos al principio, quizá por culpa de un guión que contiene demasiados clichés.

Le falta esa grandeza y esa profundidad que tenían Rocky, Toro salvaje o Million Dollar Baby. Antoine Fuqua ya rodó su obra maestra hace 16 años (Día de entrenamiento) y es difícil que pueda volver a ese nivel, aunque con Los amos de Brooklyn casi lo logra. Recomiendo al espectador que, si ve Southpaw, vea también Creed, un filme parecido y del mismo año, pero mucho más sólido.

Ficha técnica

Título original: Southpaw
País: Estados Unidos
Director: Antoine Fuqua
Guión: Kurt Sutter
Música: James Horner
Género: Drama / Deporte
Duración: 124 min.
Reparto: Jake Gyllenhaal, Forest Whitaker, Rachel McAdams, Oona Laurence, Victor Ortiz, Naomie Harris, Curtis ’50 Cent’ Jackson

Tags:
cinecon criterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.