Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco encuentra familiares de víctimas del terremoto de Carpi, Italia

El papa Francisco encuentra a las víctimas del terremoto de Carpi, Italia ©DiócesisCarpi
Comparte

El Pontífice llevó flores y bendijo las fotos de las 23 personas difuntas

El papa Francisco habló del coraje evangélico de enfrentar las dificultades de la vida a pesar del dolor durante su encuentro con la población golpeada por el terremoto de mayo de 2012 en Carpi, Regio-Emilia, Italia, en un discurso delante a la Catedral de Mirandola en la tarde del domingo 2 de abril.

El Obispo de Roma ha traído un obsequio de flores en honor de las 23 víctimas del terremoto. Muchas personas pedían al Papa de bendecir las fotos de sus seres queridos muertos.

“En esta su ciudad, aún con los signos visibles de una prueba tan dura, deseo abrazar a cada uno de ustedes y a los habitantes de los otros lugares golpeados por el terremoto”, aseguró Francisco en el marco de su visita pastoral y delante de la Plaza al ingreso del Duomo, que todavía hoy está cerrado debido al terremoto de hace cinco años.

“Mi venerado predecesor, el papa Benedicto XVI, pocas semanas después del evento vino a este territorio para traer la solidaridad  y su aliento personal y de toda la comunidad eclesial. Hoy estoy entre vosotros para fortalecer el afecto de toda la Iglesia y para dar testimonio a cada uno de mi cercanía y de mi aliento para el camino que todavía queda  por hacer en la reconstrucción”, dijo.

Francisco se acercó a las primeras bandas de seguridad donde estrechó manos, bendijo y conversó con la población. Emoción y alegría en los rostros y en los gestos. “Te queremos Francisco”, “¡Arriba Santidad!” “Gracias de estar entre nosotros”, manifestaba la gente de todas las edades. Los selfie con los más jóvenes y varias cartas entregadas a mano al Papa.

“Yo sé cuánto el terremoto ha afectado el patrimonio humano y cultural de esta tierra. Pienso en las molestias que han sufrido: las heridas en las casas, las actividades productivas, a las iglesias y a otros monumentos, rica en historia y de arte y un símbolo de la espiritualidad y de la civilización de un pueblo”, abundó.

Sobre todo, remarcó que piensa en las heridas internas: “El sufrimiento de los que perdieron a sus seres queridos y de los que han visto desvanecer todos sus sacrificios hechos en toda la vida”

Francisco admiró la dignidad y el deseo de recomenzar por parte de la gente que sufrió la calamidad natural. Así, invitó a celebrar la Pascua de Resurrección con el mismo espíritu de esperanza que sirve para la reconstrucción.

El Papa bendijo y pidió que la Virgen María y los Santos acompañen a las personas que aún están afectadas Al inicio del evento fue acogido por el alcalde de la ciudad, Maino Benatti y del párroco de la Catedral de Mirandola.

Antes del discurso del Papa, monseñor Francisco Cavina informó que antes del verano iniciarán los trabajos definitivo para la reconstrucción completa de la Catedral, como signo de esperanza y renacimiento de la ciudad tras la tragedia natural.

Después de una pausa, el Papa, en la tarde, desde la Capilla del Seminario, se encontró con los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas a quienes dirigió un discurso de manera espontánea. Discurso que fue confidencial tal y cómo lo ha comunicado la Diócesis de Carpi en su página web.

Una vez finalizado el encuentro con el Clero, Francisco recorrió 23 kilómetros en coche para encontrarse con la Comunidad de Mirandola en la catedral de la localidad. Y terminó su visita con una ofrenda floral al monumento dedicado a las víctimas del seísmo, situado en la Parroquia de la localidad. Al final, el Papa ha regresado al Vaticano en Helicóptero.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.