Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconActualidad
line break icon

El Salvador da un paso muy grande en América Latina, de la mano de “Laudato Si”

Marvin RECINOS / AFP

Salvadorans participate in a protest against mining at the Legislative Assembly in San Salvador on March 29, 2017. El Salvador's Congress approved Wednesday a law that prohibits metals mining, on the grounds that it is an industry that creates negative impacts on the environment and on people's health. / AFP PHOTO / Marvin RECINOS

Jaime Septién - publicado el 02/04/17 - actualizado el 02/04/17

Prohiben la minería metálica en el país

Ya había habido alguna población latinoamericana como Cajamarca, en Colombia, que había logrado vencer los poderosos intereses de la minería metálica. Pero una Ley general que la prohibiera en todo un país, no.

Sin embargo, ha llegado el momento histórico en que –al menos a nivel legislativo—la contaminante y depredadora minería metálica quede prohibida en el territorio de El Salvador.

El miércoles 29 de marzo fue la fecha decisiva para que la Asamblea Legislativa de El Salvador, con 69 votos a favor de los 84 diputados que la componen, prohibiera la minería metálica en el país, tras poco más de una década de esfuerzo conjunto entre ambientalistas y organizaciones sociales salvadoreñas.

Un paso muy importante para lograr este propósito lo fue la recogida de más de 30,000 firmas a favor de la nueva Ley y la caminata para entregarlas al Legislativo por parte de la Iglesia católica salvadoreña, con la presencia del arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar a la cabeza de la comitiva.

La Ley de Prohibición de la Minería Metálica, que aprobó la Cámara de Diputados se da en la medida en que los organismos proponentes pudieron dejar probado que la práctica de la minería metálica en El Salvador, afecta al medio ambiente y es «una amenaza para el desarrollo y bienestar de las familias».

La prohibición incluye las actividades de exploración, extracción, explotación y procesamiento a cielo abierto y subterráneo, y también impide el uso de químicos tóxicos en cualquier proceso de minería metálica.

La custodia del medio ambiente

«No queremos plata, no queremos oro, queremos el agua», fue el lema de Cajamarca, el pueblo agrícola de Colombia que derrotó a la minería metálica y, en concreto, a la empresa internacional Anglo Gold Ashanti (AGA), que hacía diez años investigaba la exploración para una mina de oro llamada “La Colosa”.

Sin embargo, el proyecto de “La Colosa” fue frenado por la comunidad de unos 20.000 habitantes, en una consulta pública en la que casi 98 por ciento de quienes participaron le dijeron “no” a la minería metálica –oro, sobre todo– en Cajamarca.

Lo mismo pasaba en El Salvador, donde poblaciones muy pobres veían contaminar sus terrenos y sus fuentes de abastecimiento de agua, justamente por los procesos químicos de la minería metálica.

Sin duda –y en esto coinciden todos los medios de prensa salvadoreños—fue el decidido empuje y apoyo de la Iglesia católica salvadoreña lo que precipitó la anuencia de los legisladores para enfrentarse a los grandes corporativos mineros, especialmente, los corporativos canadienses que operan en América Central.

Una de las iniciativas que se habían presentado para prohibir la minería metálica fue realizada por la Universidad Centroamericana “José Simón Cañas”, mejor conocida como la UCA, quien junto con la Iglesia católica y organizaciones sociales emplazaron a los legisladores a aprobar la prohibición.

Junto con el conocimiento de la contaminación y el dispendio de recursos naturales, lo que precipitó a la Iglesia salvadoreña a encabezar este movimiento de repulsa a la minería metálica fue la Encíclica “Laudato Si’” del Papa Francisco y su poderoso llamado a los católicos en todo el mundo a la “conversión ecológica”.

La legislación deja sin efecto todos los procesos iniciados para obtener permisos de exploración y explotación, y da un plazo a los mineros artesanales de pequeña escala a abandonar la actividad.

Tags:
Laudato Simineríanaturaleza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.