Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 24 junio |
San Juan Bautista
home iconEspiritualidad
line break icon

Dejó dos veces el convento, era incapaz de predicar… pero va a ser santo

Alfa y Omega - publicado el 02/04/17

El papa Francisco aprueba el milagro para la canonización del capuchino Angelo da Acri

Toda vocación necesita un tiempo para oír la llamada, para escucharla en el corazón y para dar una respuesta. Al italiano Lucantonio Falcone, nacido en Cosenza en 1669, le costó un poco más.

Cuando a los 15 años encontró en su camino un capuchino dotado de cierto carisma, a Lucantonio le pareció escuchar la llamada de Dios a entrar en la vida religiosa. Cuatro años más tarde entró en el convento pero lo abandonó a los pocos meses, pensando en formar su propia familia. Al poco, se arrepiente y vuelve al convento…, para volver a dejarlo por no sentirse capaz de lo que pide la vocación religiosa.

Lucantonio está en búsqueda, intentando discernir la llamada, mirándose a sí mismo en lugar de mirar al Señor. Pero reacciona y vuelve al convento, y ya no lo dejará jamás. Cuentan las crónicas que cuando se encaminaba hacia allá, un mastín enorme le sale al paso impidiéndole continuar su camino, por lo que le increpó: «¡Mala bestia, vete, retorna al infierno!». Se está fraguando un santo.

En la comunidad de frailes menores de Belvedere, a Fray Angelo, su nombre de religión, le llaman «el novicio pendular». No lo tuvo fácil, e incluso allí no dejó de perseguirle el Maligno.

Un día en que fue presa de fuertes tentaciones, se lanzó a los pies del Crucifijo para exclamar: «Jesús, no puedo más. Socórreme o hazme morir». Empezaba a experimentar que la vida cristiana no es una construcción que uno haga con sus fuerzas, sus virtudes y sus proyectos, sino un dejarse llevar por el amor dado y recibido del Señor, hasta en los pecados más graves. Te basta mi gracia…

En este caminar en lo precario, es ordenado sacerdote el 10 de abril del año 1700. Y el Señor quiere que su pobreza sirva para la edificación de otros. Sus superiores le envían a predicar, pero incluso en este carisma experimenta la debilidad: en una de sus primeras misiones comienza a hablar y de repente pierde el hilo, se trastabilla, se queda en blanco…, y tiene que volver avergonzado a la sede.

De vuelta al convento llora al Señor y le pide conocer cuál su voluntad para él. La respuesta le llega en la oración: «No tengas miedo: te daré el don de la predicación y bendeciré tus fatigas. De ahora en adelante habla de forma sencilla, que te entiendan todos«.

A partir de ahí, con el método sugerido por el Señor, adquiere pronto gran fama de predicador. Le reclaman en Salerno, Nápoles, Montecassino, Catanzaro, Taranto, Reggio Calabria, Messina. Nadie en el sur del país se queda sin escuchar sus palabras.

La gente dice que cuando fray Angelo predica «en casa no quedan ni los gatos». Durante toda su vida continuó sufriendo los embates del demonio, que le perseguía y le pegaba, llamándole «ladrón» por la cantidad de almas que le arrebataba.

Murió el 30 de octubre de 1739 en medio de una gran fama de santidad, y el papa León XII le beatificó en 1825. El milagro, reconocido por el papa Francisco el pasado 23 de marzo, que permite ahora su canonización es la curación de un niño convaleciente de grandes secuelas tras un accidente de tráfico.

Por Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Artículo publicado originalmente por Alfa y Omega
Tags:
sacerdotesantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
7
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.