¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La Voz de la Piedra Angular y William Soto Santiago

Facebook
Comparte

El grupo que está construyendo la "Gran Carpa Catedral" en Cayey

La Iglesia “La Voz de la Piedra Angular“, fundada por el portorriqueño William Soto Santiago, cuya sede central se encuentra en Cayey, Puerto Rico, se ha extendido por América Latina con apariencia de iglesia evangélica, pero estamos ante un fenómeno bien distinto y con rasgos que varios autores evangélicos han calificado como sectario y no cristiano. La ONG Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP), fundada en 2012 por el líder de esta misma iglesia, ha generado controversias en Argentina, siendo tildada de “secta” que se disfraza de ONG humanitaria.

En los orígenes

Para comprender este grupo, es una referencia obligada remitirnos a William Marrion Branham (1909-1985), nacido en Burksville, Kentucky (USA), quien fundó en 1933 una secta conocida popularmente como branhamismo.

Branham aseguraba tener revelaciones divinas desde los tres años de edad y tener el poder de sanación. En 1948 dice haber recibido este poder curativo de parte de un ángel de Dios y en el mismo año inició una publicación, The Voice of Healing, como medio para difundir sus doctrinas religiosas.

Antes de morir se autoproclamó como el verdadero profeta Elías que había vuelto a la Tierra enviado por Dios, y cuando murió sus seguidores estaban convencidos de que resucitaría pronto.

Autores evangélicos lo ubican entre los pentecostales antitrinitarios o unitarios, conocidos como los que bautizan solamente “en el nombre de Jesús”. Los propios pentecostales lo consideraron herético por sus doctrinas.

Su movimiento se extendió en África y algunos países de América Latina. Para sus seguidores no hay más que un Dios: Jesucristo; y la Trinidad es una invención del catolicismo. Conciben a Jesucristo al modo del gnosticismo antiguo, con un cuerpo físico que es pura apariencia.

William Soto Santiago, autodenominado el Ángel del Señor, basa todas sus doctrinas en William Branham y se autoproclamó como su sucesor, como la revelación definitiva antes del fin. Enseñó a sus seguidores que ahora él era la voz de Dios en la Tierra, la voz de la Piedra Angular.

Nació el 14 de junio de 1940 y se presenta actualmente como humanista, filósofo y teólogo. Se hace llamar “Mensajero de la Paz”, “Profeta de la Edad del Reino” y “Mensajero Final de Dios”. Sus adeptos se refieren a él con los mismos atributos que en la Biblia se reservan solo para Jesucristo.

En el año 2012 fundó la ONG “Embajada Mundial de Activistas por la Paz” (EMAP), que actualmente es la principal plataforma de difusión de sus doctrinas.

Los seguidores de Soto creen que fue nombrado por Dios como el revelador del futuro inmediato para la humanidad, auténtico y último profeta. El tono apocalíptico está en la médula de sus profecías y creencias.

Creencias

Destacan la proximidad del fin del mundo, afirmando que la batalla final del mundo será entre Jesucristo y sus ángeles contra Satanás y sus demonios. Cuando llegue ese día, quienes no crean en William Soto Santiago y no estén de su lado, serán víctimas de Satanás y sus legiones, siendo también destinados al infierno.

Creen que la Señal del Hijo del Hombre aconteció a Branham en 1963 en el cielo de Arizona y Soto es el último mensajero. Para ellos existe una “dispensación” que corresponde a varios períodos en el que el ser humano es probado por Dios.

Por ello hablan de “7 dispensaciones” y 7 profetas, uno para cada período: 1) La Inocencia: Adán; 2) La Conciencia: Set; 3) El Gobierno humano: Noé; 4) La Promesa: Abraham; 5) La Ley: Moisés; 6) La Gracia: Jesús; y finalmente el Reino, donde se manifiesta el Ángel del Señor Jesucristo, es decir, William Soto Santiago.

Además de estos grandes mensajeros para cada época, a partir del Nuevo Testamento hay 7 mensajeros especiales: Pablo de Tarso, Ireneo de Lyon, Martín de Tours, Colombo, Martín Lutero, John Wesley y el Rev. William Branham. Este último es en realidad Elías que ha regresado y el precursor de la Venida final de Jesucristo.

Cristo ahora permanece en su enviado, William Soto Santiago, y el que recibe a Soto, recibe a Jesucristo. A través de él Jesucristo realizará su programa como “Rey de Reyes y Señor de Señores”, reclamando su trono.

Creen en el “arrebatamiento físico”, que es otra versión del “Rapto” que predican varios grupos neopentecostales, en el que Jesucristo vendrá primero a buscar a los suyos, antes de las grandes calamidades. Pero antes hay un “arrebatamiento espiritual” que prepara para el siguiente, y este consiste en abrirle el corazón y creer en William Soto Santiago.

¿Un proyecto político?

Para Soto Santiago, el fin del mundo no será el final del planeta Tierra, sino el final de “los sistemas mundiales”, sistemas políticos, económicos, religiosos, culturales, etc. Y llegará la Teocracia, el Reino de Jesucristo, quien será el Señor de todos los sistemas. Durante mil años todos los reinos del mundo estarán a los pies de Jesucristo y luego del fin, cuando Satanás sea finalmente derrotado, reinará por toda la eternidad.

La presencia de esta “iglesia” se extiende por varios países: Puerto Rico, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Honduras, Colombia, Chile, Argentina, Paraguay, Panamá, Brasil, Estados Unidos, Ecuador, República Dominicana, España e Inglaterra.

Desde el año 2006 están construyendo la “Gran Carpa Catedral” en Cayey, en el centro de la isla de Puerto Rico. Según dicen, el objetivo de la Carpa Catedral es prestar ayuda espiritual a la humanidad, en un lenguaje abierto a todas las religiones y creencias. El terreno tiene una extensión de 459.360 metros cuadrados (equivalente a 4 estadios de fútbol de medida internacional) y dicen que será la más grande del mundo.

La Carpa habría sido una visión de Branham, llevada adelante por William Soto Santiago.

Algunas consideraciones

Muchos ex miembros del grupo lo denuncian como secta. Su doctrina similar a muchas sectas exclusivistas ha despertado la preocupación de muchas confesiones cristianas que escriben críticamente sobre esta agrupación y las particularidades de su líder, que más que un pastor “se pretende una figura celestial”.

Algunos investigadores que presenciaron su culto describen el estilo neopentecostal de las celebraciones, llenas de oraciones y momentos emotivos, pero destacan que, quien predica insiste reiteradamente en la inminencia de la batalla final y en estar preparados para el combate.

Según expresan sus ex adeptos, Soto enseña que quienes no creen en él están predestinados al infierno, se hace venerar por sus adeptos y la doctrina es arbitraria según sus caprichos y de corte fundamentalista.

Recientemente en Argentina[1] varios padres denunciaron la presencia de la iglesia de Soto a través de su ONG dando charlas en Colegios sobre Derechos Humanos y Ecología.

Se trata de una denominación de origen cristiano, con doctrinas tomadas del unitarismo pentecostal y de corte apocalíptico, con claras tendencias exclusivistas y salvacionistas, centradas en su líder como una presencia real del Mesías, a quien le rinden culto.

[1] SANTAMARÍA, Luis. Argentina: una ONG de la secta Voz de la Piedra Angular da charlas en colegios. http://infocatolica.com/blog/infories.php/1703231013-argentina-una-ong-vinculada-a

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.