¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

10 señales de que podrías padecer trastorno de ansiedad

Comparte

¿Recuerdas esa entrevista de trabajo que te quitó el sueño? ¿O el examen importante que te desorientó durante meses?

¿Recuerdas esa entrevista de trabajo que te quitó el sueño? ¿O el examen importante que te desorientó durante meses? Muchas veces pasamos por situaciones que causan cierto tipo de ansiedad e impaciencia, ¿no es cierto?

La ansiedad es un síntoma positivo e importante para que podamos lidiar con los desafíos del día a día. Sin embargo, algunos casos de ansiedad pueden causar perjuicios físicos y emocionales que pueden volverse patológicos y causar el llamado trastorno de ansiedad.

Estos son algunos de los principales síntomas del trastorno de ansiedad para que entiendas cómo funciona.

Problemas de sueño

Innumerables condiciones patológicas están asociadas a la pérdida de la calidad del sueño. En el trastorno de ansiedad, la pérdida frecuente de sueño ocurre debido a las preocupaciones constantes con problemas específicos o incluso por ningún motivo aparente.

Exceso de preocupación

La preocupación excesiva estaría caracterizada por pensamientos ansiosos persistentes a lo largo del día, por cuestiones de gran o pequeña magnitud, con gran recurrencia (durante varios días de la semana) y ocurrir desde hace, por lo menos, seis meses. Esos pensamientos ansiosos terminan interfiriendo en la calidad de las tareas comúnmente realizadas y causan perjuicios físicos notables, como la fatiga.

Tensión muscular

Los diversos trastornos de ansiedad pueden poseer como síntoma físico la tensión muscular en diversas partes del cuerpo, de forma persistente, aunque no siempre la persona se de cuenta.

Miedos incoherentes

Algunos miedos se vuelven irracionales e indican la presencia de ansiedad como síntoma patológico cuando son muy fuertes, opresivos, desproporcionados a su riesgo real o a los daños causados a la persona.

Indigestión crónica

Otros síntomas físicos indicativos de trastornos de ansiedad son los problemas digestivos crónicos, como el síndrome del intestino irritable (IBS), caracterizado por dolores estomacales, cólicos, gases, diarrea y estreñimiento.

Pero, ¡atención! No todo IBS está asociado con la ansiedad. No obstante, además de que pueden ocurrir conjuntamente, el IBS puede agravarse cuando la ansiedad está presente.

Miedo a hablar en público

Ser el centro de atención puede causar aflicción y miedo, pero si el miedo a hablar en público es muy fuerte, constante y recurrente, al punto de no aliviarse – ni siquiera con el entrenamiento o el hábito a esa práctica -, puede representar una forma de ansiedad denominado trastorno de ansiedad social.

Pero ese no es el único síntoma que puede indicar ansiedad social. Otras situaciones que exigen algún tipo de contacto social (como conversar con personas desconocidas en lugares públicos, por ejemplo) pueden también ocurrir, como náuseas, temblores, sudoración, etc.

Pánico

Los ataques de pánico son una mezcla de síntomas que pueden ocurrir en varias situaciones. En éstos, están presentes sensaciones repentinas de miedo que pueden suceder por varios minutos y estar acompañados por síntomas de corazón acelerado, manos frías, garganta y pecho oprimidos, debilidad, mareo, dolores en el pecho y estómago.

Igualmente a la fobia social, el ataque de pánico no necesariamente está relacionado con algun trastorno de ansiedad, pero cuando es recurrente puede llevar al diagnóstico de trastonro de pánico, una de las categorías de los trastornos de ansiedad.

Flashbacks

Otros síntomas de trastorno de ansiedad involucran también los flashbacks de eventos traumáticos vividos por la persona. En ese caso, los eventos recordados pueden no parecer traumáticos para terceros, pero eso no impide que sacudan de forma tal que terminen siendo rumiados continuamente por la persona ansiosa.

Perfeccionismo

Los pensamientos obsesivos y perfeccionistas pueden coincidir con los síntomas de la ansiedad. La mentalidad obsesiva puede percibirse en innumerables situaciones: cuando la persona se exige y juzga constantemente, cuando presenta ansiedad anticipada (miedo de equivocarse o infringir las reglas, por ejemplo), o cuando actúa obsesivamente frente a determinadas situaciones, como no salir de casa si la ropa no está impecable, molestarse mucho al ensuciarse las manos, etc.

Comportamiento compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo, popularmente conocido como TOC, representa también un trastorno relacionado con la ansiedad. En este caso, los pensamientos obsesivos e intrusivos son acompañados por un comportamiento compulsivo mental (decirse a sí mismo, continuamente, determinada frase) o físico (lavarse las manos todo el tiempo, etc.). Así, estos comportamientos terminan controlando la rutina de la persona, causándole perjuicios profesionales, sociales, personales, etc.

¿Te identificaste o te diste cuenta de alguien cercano a ti que presenta estos síntomas? Deja un comentario con tu opinión y experiencia.

Por Psicologia Viva

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.