Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconActualidad
line break icon

La niña que murió de hambre, el caso que sacude a Bolivia

Twitter

Aleteia Bolivia - Pablo Cesio - publicado el 22/03/17 - actualizado el 22/03/17

Falleció sin que nadie se diera cuenta; tenía desnutrición severa y era epiléptica

Para muchos se trata de un penoso caso de indolencia social con el gran tema de la pobreza extrema que sacude a varios países de América Latina, entre ellos Bolivia.

En esta oportunidad, el hecho que conmocionó a la opinión pública tiene que ver con la muerte de Eva, una niña de 12 años, y la situación de su familia, inmersa en medio de la miseria absoluta en la ciudad de El Alto (La Paz), uno de los lugares más pobres del país sudamericano.

“LA NIÑA FALLECIÓ A CAUSA DE LA EXTREMA POBREZA EN LA QUE VIVÍA TODA SU FAMILIA. EVA QUINO, Q.E.P.D”, rezaba sin tapujos una pancarta puesta sobre el cajón en la sala velatoria durante el fin de semana.

Efectivamente, la autopsia determinó que Eva murió a casusa de una desnutrición crónica, aunque además sufría de ataques de epilepsia, indica La Razón de Bolivia.

Esta niña vivía con sus padres, ambos postrados en una cama debido a inconvenientes de salud, y otros cinco hermanos, entre ellos Alan, el mayor de 19 años, quien al mismo tiempo hacía las veces de sustento de la familia a través de salidas temporales para trabajar y llevar algo de comer a la casa.

Debido a esta situación los hermanos tuvieron que dejar la escuela y todos estaban condenados a comer cuando se podía.

“Desde el 2013 mi hermana sufría convulsiones (por epilepsia) a causa de una lesión en el cerebro, creo que se cayó de las gradas del colegio. Le daba hasta ocho convulsiones cada día. En la última semana ha perdido el apetito”, expresó Alan a los medios de prensa bolivianos que asistieron al velorio, prosigue La Razón.

Pero otro, de los aspectos dolorosos de este caso tiene que ver con que nadie se percató de la muerte de Eva hasta la visita de un funcionario municipal al lugar por otros asuntos.

De momento, los otros hermanos fueron trasladados a un hogar municipal para evaluar aspectos de salud y los padres de Eva también fueron hospitalizados.

Por su parte, la Iglesia en Bolivia lamentó la situación y expresó tristeza por la indiferencia de los vecinos hacia Eva y su familia.

“Este hecho no solo es lamentable. Hasta dónde perdemos el sentido de la humanidad, tanto que ni los vecinos se percataron de esta situación, ese sentimiento humano se va perdiendo y esa es una de las cosas que lamentamos», expresó aEl Deber el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de la Paz y secretario de la Conferencia Episcopal de Bolivia, Aurelio Pesoa.

«El no percatarse del vecino, el no preocuparse por el otro es una de las cosas que nos entristece como Iglesia y sobre todo que la vida de esta niña haya terminado de esta manera», prosiguió.

De esta manera, mientras la vorágine informativa lleva a que ahora los medios bolivianos estén inmersos en el conflicto internacional que tiene este país con Chile, un nuevo drama humano logró trascender y hacerse público al menos por unas horas.

Mientras tanto, tuvo que pasar esta tragedia para que algunas medidas para colaborar con esta familia se hicieran explícitas. Por ejemplo, a nivel gubernamental se anunció el apoyo a esta familia con vivienda y trabajo. Pero la gran pregunta es, ¿hasta cuándo se seguirán suscitando situaciones como éstas? Todo parece indicar que el tema requiere de medidas de fondo, en un país donde paradójicamente los datos estadísticos indican que en 10 años (entre 2005 y 2015) la pobreza extrema en las ciudades bajó de 36.7% a 16.8%.

Pero estos, en definitiva, son números y todo cambia cuando el tema hace tangible con situaciones como la de Eva y su familia.

Y en medio del dolor, un testimonio conmovedor: “La Eva está en el cielo, con Dios, está mejor, hermano”, expresó Alan, mientras era saludado con pesar por sus compañeros del colegio.

Tags:
boliviadesnutricionmuerte
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT DOMINIC SAVIO
Philip Kosloski
¿Te preocupa tu adolescente rebelde? Aquí tienes a tu santo patró...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.