Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Los alimentos precocinados son malos para la salud?

Africa Studio

María Eugenia Brun - publicado el 21/03/17

Algunos consejos prácticos para descubrir sus ventajas y desventajas a la hora de consumirlos

¿Nunca te ha pasado que luego de un día intenso llega el momento de preparar la comida  y no sabes qué hacer? Sí, suele suceder. Necesitamos algo rápido que nos saque del apuro, de pronto abrimos el congelador y tenemos comida precocinada congelada. ¡La salvación!

Diversos estudios demuestran que hoy en día el consumo de los alimentos precocinados ha aumentado considerablemente. Esto se debe, entre otras cosas, a que, por lo general, se dispone de menos tiempo para la compra y para la elaboración de la comida.  

Los cambios en los ritmos de la vida colaboran a priorizar algunas tareas, entre ellas la alimentación. Esto provoca que la manera tradicional de cocinar vaya quedando atrás y se le empiece a dar paso en nuestra cocina a los alimentos “listos para comer” o precocinados.

¿Pero qué son los alimentos precocinados? Son aquellos que están sometidos a menor o mayor grado de procesamiento (cocción y refrigerado). Algunos para consumirlos requieren sólo un calentamiento previo (microondas, horno, hervido).

En el mercado los podemos encontrar de las siguientes maneras:

  • Alimentos  frescos: principalmente vegetales como lechugas, escarolas, por ejemplo. Suelen ya venir limpios, pelados, cortados y envasados para consumirlos de forma inmediata. Su vida útil es de 7 a 10 días refrigerado.
  • Alimentos procesados: son los ya cocidosy a veces con sal agregada para su conservación. Se envasan en recipientes herméticos (latas o vidrio). Se pueden encontrar en forma de conservas: porotos (judías),  lentejas, atún al aceite,  duraznos (melocotones) en almíbar… Su vida útil  puede ser de meses e incluso años.
  • Alimentos altamente  procesados: son los que están elaborados principalmente con ingredientes industriales (sabores, colores, conservantes) y que contienen muy poco o ningún alimento entero como, por ejemplo, las sopas deshidratadas, fideos instantáneos, salsas, helados y snacks. Tienen una vida útil prolongada.
  • Alimentos congelados frescos: son aquellos con propiedades similares a los frescos pero sometidos al congelamiento para su conservación. Necesitan ser mínimamente calentados o hervidos para su consumo. Son vegetales y algunas frutas. La vida útil puede ser de algunos meses.
  • Alimentos congelados preparados: son los que están conservados con frío.  Por ejemplo, lasaña, empanadas, papas, pizzas, entre otros. Antes de ser consumidos necesitan de algún toque de cocina (horno o fritura). Su vida útil es de 2 o 3 meses.

Ahora bien, ¿estos alimentos precocinados pueden ser siempre considerados los perjudiciales para una alimentación saludable? Quizás lo más recomendable sea saber que cuentan con ventajas y desventajas.

Ventajas

  • Son rápidos y fáciles de preparar.
  • Tienen una larga conservación.
  • Se adaptan a una gran variedad de menús
  • Para dietas de personas con distintas patologías (bajo en sodio, sin azúcar, etcétera).
  • No pierden los nutrientes básicos como los carbohidratos, proteínas ni grasas.

Desventajas

  • Pierden vitaminas al estar precocidos y ser nuevamente calentados.
  • Suelen tener un valor energético más elevado que los naturales.
  • Algunos contienen abundante grasa, azúcar, colesterol y sodio.
  • Presentan dificultades en la identificación de ingredientes, tanto en cantidad como en calidad.
  • El proceso de descongelado inadecuado puede provocar una pérdida de nutrientes.
  • Si son consumidos en la dieta diaria y en grandes cantidades puede aumentar la prevalencia de obesidad.

Consejos prácticos si consumes estos alimentos:

  1. Combínalos con alimentos naturales y frescos como vegetales. Si son porotos (judías) precocidos acompáñalos con ensaladas y  así tu plato quedará más completo.
  2. Equilibra. Si es fin de semana y quieres comer empanadas, croquetas o papas, cocínalas en el horno e intenta equilibrar tu menú agregando vegetales y frutas.
  3. No añadas más sal. Si usas una conserva de carne o  legumbres no le agregues más sal porque de por sí la que tienen estos alimentos ya es suficiente.
  4. Haz tus congelados. Elaborar tus propios congelados puede serte de mucha ayuda ya que te permitirá obtener mayor cantidad de alimentos que luego los puedes congelar en porciones individuales para utilizarlas en distintos momentos.  
  5. Realiza un plan semanal. Organiza tu plan de comidas semanal en familia. Esto te ayudará a comprar sólo lo que necesitas y además podría representar una actividad didáctica para hacer con los tuyos.
  6. Lee las instrucciones. No olvides siempre de seguir las instrucciones de preparación del alimento que aparecen en el empaque y su fecha de caducidad.

En conclusión, estos alimentos no están incluidos dentro de una alimentación saludable, aunque no por ello tienen que ser rechazados de forma tajante. Por ende, no es recomendable consumirlos a diario y es mejor complementarlos con otros alimentos frescos para alcanzar un equilibrio adecuado.  

Ten presente que no necesariamente siempre tienes que hacer preparaciones tipo gourmet, sino que lo ideal es lograr una buena organización en tu cocina y una adecuada selección de alimentos para conseguir un plato simple y tradicional para compartir en familia.  

Tags:
nutricion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.