Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconCultura e Historia
line break icon

«No puedo prestar juramento a Hitler en el nombre de Dios»

Aleteia Team - publicado el 18/03/17

La impactante historia de Josef Mayr-Nusser, joven esposo y padre de familia, recientemente beatificado

Josef Mayr-Nusser nació en 1910 en Bolzano, Italia. Sus padres eran católicos devotos e inculcaron en Josef y su hermano mayor, Jakob, un gran amor hacia Cristo y su Iglesia. Jakob finalmente se convirtió en sacerdote, mientras que Josef siguió siendo un católico laico fiel a su fe.

A una edad temprana se fascinó por la vida de Frederick Ozanam (fundador de la Sociedad) y San Vicente de Paúl.

OTFW, Berlin-CC

Josef se casó con Hildegard Straub en 1942 y en 1943 tuvieron un hijo, al que llamaron Alberto. Pero la ola incontrolable de circunstancias que ocurrieron durante la Segunda Guerra Mundial desgarró rápidamente a la joven familia.

Los nazis se habían apoderado de Bolzano y Josef fue reclutado y enviado a Prusia para entrenamiento militar. Josef despreciaba a Hitler y a sus nazis e incluso era miembro de un grupo antinazi llamado «Andrea Hofer Bund». Cuando se le llamó para prestar juramento de lealtad a Adolf Hitler, su destino quedó sellado.

OTFW, Berlin-CC

«Mi fe y mi conciencia no me lo permiten»

El día en que se le pidió que hiciera el juramento fue el 4 de octubre de 1944. Él dio un paso adelante y dijo: «No puedo prestar juramento a Hitler en el nombre de Dios. No puedo hacerlo porque mi fe y conciencia no lo permiten».

Sus amigos rápidamente trataron de hacer que se retractara. El se negó. Tiraron de él, lo gritaron y lo sacudieron. Sin embargo, se negó. Él creía que no había manera de que el nazismo pudiera reconciliarse con el cristianismo. Era una ideología que era opuesta a la ley divina de Dios. Fue sacado de las filas y llevado a Danzig, donde fue procesado.

En febrero de 1945 Josef fue condenado a muerte por traición y se le ordenó fusilar en Dachau. Durante el viaje se contagió de disentería y murió en el tren. Cuando su cuerpo fue encontrado, tenía una Biblia y un rosario con él. Tenía 34 años.

La beatificación tuvo lugar en 18 de marzo de 2017, en Bolzano

Tags:
beatificacionmartiresnazismosegunda guerra mundial
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.