Aleteia

Cuando la estética puede cambiar una vida

Loading the player...
Loading the player...
Comparte
Comenta

La historia de Josete, el aparcacoches que ha emocionado las redes sociales

José Antonio, o Josete como muchos le llaman, es “el espíritu de la plaza”, el protagonista de un corto así titulado que se está viralizando en Facebook por su fuerte contenido emocional y solidario.

Trabaja desde hace años como “gorrilla” en la plaza del Mercat, en el centro de Palma de Mallorca. Ayuda a los conductores a aparcar sus vehículos y, a cambio, recibe unas monedas que suponen sus únicos ingresos. Antes era fontanero pero una depresión le llevó a esta situación de desempleo y vida en la calle.

En esa misma plaza también trabajaba Salva García, fotógrafo y peluquero de gran corazón que se cruzaba cada día con Josete y bromeaba con cortarle su pelo largo y canoso.

Aunque al principio Josete rechazaba la idea, un buen día la aceptó: Salva le realizaría un corte gratis a cambio de dejarse fotografiar antes y después. Tomaron un café y Salva se dió cuenta que la historia de Josete merecía ser contada.

Así, de forma natural, surgió este proyecto tan personal y altruista en el que ha participado también Santi Oliva, de la productora Dr. Filmgood. Él  se encargaría del vídeo al tiempo que la Salvajería, la peluquería de Salva García,  se encargaría de cambiar el aspecto a Josete .

José Antonio aceptó el cambio de look y la ayuda que le ofrecían que tanto le ha animado a cambiar su propia vida, a hacerla como él dice “más cómoda”: dejar de vivir en la calle e incluso encontrar un trabajo.

En el vídeo vemos cómo la transformación de su aspecto emociona a Josete que no sólo ha vivido cambio de imagen. Comenta Salva García a Aleteia: “Josete actualmente está de subidón y no sólo por la repercusión mediática que ha tenido su historia”.

“Antes la gente no le miraba, incluso se cambiaba de acera al verle. Sin embargo ahora recibe hasta abrazos”, explica Salva.

El vídeo fue grabado en verano de 2015. Hoy Josete sigue en la plaza aparcando coches aunque ha recibido varias ofertas de trabajo. Gracias a un patrocinador anónimo ha dejado de dormir en la calle que le ayuda cada mes a pagar el alquiler de una habitación en un piso compartido.

El altruismo de Salva García no termina con este vídeo pues continúa muy implicado en mejorar la vida de José Antonio. Para encontrarle un trabajo duradero ha abierto una cuenta de correo electrónico, elespiritudelaplaza@gmail.com, donde espera recibir una oferta laboral seria.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día