Aleteia

¿Cuál ha sido la crisis más grande que ha enfrentado el Papa Francisco?

Alberto Pizzoli/ AFP
Pope Francis gestures as he arrives for his weekly general audience at St. Peter's square on February 22, 2017 at the Vatican. / AFP PHOTO / Alberto PIZZOLI
Comparte
Comenta

Tres gestos del papa para recordar, explicados por el ex director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi S.J.

El 13 de marzo de 2013, el cardenal Jorge Mario Bergoglio fue elegido 266º Sucesor de Pedro tras la inédita renuncia de papa Benedicto XVI por motivos físicos. ‘Misericordia, servicio y cercanía’ son palabras asociadas a este pontificado. ‘Abuelo’ bueno con los niños que le visitan en el Vaticano, ‘párroco’ en las periferias del mundo, líder atento a la realidad internacional y respetado por otros lideres mundiales.

“Si tuviera que caracterizar el liderazgo de Francisco diría que es un liderazgo dinámico fundado en la confianza, que es una visión de la fe muy profunda que se puede entender sólo desde la esperanza relacionada con el sentido de la presencia de Dios que acompaña en el camino. No es un liderazgo basado sobre el cálculo, la predeterminación, la determinación precisa en los puntos de llegada y en los métodos por utilizar en una forma digamos así; humana”, sostuvo Federico Lombardi, S.J.,ex director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede*.

‘El carácter de un hombre sale a la luz en el momento de la prueba’ dice un viejo dicho. Pero, ¿cuál ha sido la crisis más grande que ha enfrentado el Papa Francisco? Preguntamos al respecto al jesuita Lombardi, ex colaborador muy cercano del primer papa latinoamericano en el Vaticano.

El Papa Francisco y las crisis internacionales. “El Papa Francisco ha gozado desde el inicio de un clima favorable debido, precisamente a su dono de manifestar, en sentido positivo, el mensaje cristiano y el servicio del Papa como misericordia; cercanía a la gente que sufre y con un lenguaje sencillo y directo”, asegura Lombardi S.J., también ex director de Radio Vaticano (RV)

“Esto ha creado una atmósfera de acogida y de respeto y de simpatía y de interpretaciones positivas de lo que hace. En este sentido, digamos que verdaderas crisis en las que él haya tenido que insistir concerniente con la línea de su pontificado, no tengo presentes muchas”, añadió el hombre de la comunicación de tres papas: Juan Pablo II (desde 1990 en RV), Benedicto XVI y Francisco (2006-2016).

“Lo que él ha enfrentado son las grandes crisis del mundo. Digamos el problema de la paz y de la guerra, el problema de la inmigración, de la esclavitud de las personas, entre otros temas. Por ende, él se ha comprometido a enfrentar y responder con inmediatez”, dijo el además, ex provincial de la Compañía de Jesús en Italia.

En esta línea, la iniciativa del Papa “para rezar por la paz durante la primera arremetida de la guerra en Siria con la prospectiva del bombardeo y la intervención militar. La prontitud de movilizar a la oración en esa situación tuvo un resultado positivo”.

“La celeridad con la que él se manifiesta cercano ante las grandes crisis. Por ejemplo su viaje a Lampedusa, el primer viaje que él hizo, con el cual se ha expresado sobre la grave crisis de las migraciones con efectos trágicos de muerte, de sufrimiento para los refugiados.

El hecho de que su primer viaje -fuera de Roma haya sido a Lampedusa, el lugar símbolo de la inmigración y los prófugos, allí ha sido muy evidente su presencia en esta crisis mundial”.

Francisco y su liderazgo de mirada global. “Después diría – continuó Lombardi – que durante el transcurso del pontificado la mirada y también el discurso que él ha hecho se ha ampliado y se ha vuelto cada vez más capaz de responder en prospectiva a las preguntas, de las crisis globales y en esto la Laudato Si’, ciertamente, es un documento de referencia y de gran calidad al referirse a las crisis históricas de la humanidad y sus responsabilidades hacia la creación y la sociedad global en la prospectiva del porvenir.

Laudato Si’ -insiste Lombardi- es un documento de gran “autoridad moral” firmado por el Papa donde demuestra su “gran capacidad de prospectiva”, aunque si está guiado por “criterios evangélicos” y una “visión religiosa de la realidad”.

Asimismo, es un texto para “enfrentar con una prospectiva amplia” lo que la “humanidad considera son sus grandes problemas”: la crisis ecológica, la crisis de las relaciones entre los pueblos.

Temas que son enfrentados frecuentemente con “criterios limitados y específicos” sin echar mano a diversos campos. “No son capaces de ver el conjunto del problema y de ir a la raíz”. En cambio, “Francisco hace ver el problema y ayuda a tener perspectivas más amplias y a ir más en profundidad”.

Francisco y su liderazgo dentro de la Iglesia. Por otro lado, en relación con los eventos al interno de la Iglesia, en ocasión de los sínodos sobre la familia,  “él ha conducido con sentido de gran apertura y participación un intenso diálogo y debate”.

El Papa “ha favorecido un proceso dinámico” para poner “la Iglesia en camino sobre la manera de enfrentar diversas situaciones pastorales serias y particulares en el mundo de hoy dando criterios que sean ampliamente compartidos como lo ha hecho en Amoris Laetitia.

Ciertamente, esto no es fácil y continua a no serlo, pero ha tenido la valentía de proponer al centro de la atención de la vida de la Iglesia estos temas particularmente calientes e importantes que tocan la vida de las personas”. Todo con una “visión sinodal”.

Tres gestos del papa para recordar…

El primer saludo del Papa en la Logia. Federico Lombardi recordó como primer gesto del papa Francisco su saludo desde el balcón de la Logia central de la basílica de San Pedro y el momento en el cual hace seña de inclinarse para pedir “la bendición y la oración del pueblo que fue muy significativa como actitud de bondad y de servicio”.

“Yo personalmente no lo conocía en Argentina o en su servicio como arzobispo en Buenos Aires, pero enseguida he notado desde el inicio de su ministerio como Sucesor de Pedro esa actitud (de servicio )”, dijo.

“Yo pienso, sin embargo, que la idea de servicio es absolutamente fundamental en el Evangelio y es la actitud de Jesucristo. Por lo tanto, naturalmente, no la inventó papa Francisco. Pero, como en tantos otros casos, él tiene una capacidad muy importante de manifestar el mensaje y la actitud en formas concretas y simples que son comprendidas inmediatamente.

Por ende, el servicio se encuentra frecuentemente en sus palabras, pero pasa a través de sus gestos”, abundó el jesuita, hoy responsable de la fundación vaticana Joseph Ratzinger.

AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
Argentina's cardinal Jorge Bergoglio, elected Pope Francis I (R) addresses the crowd on the balcony of St Peter's Basilica's after being elected the 266th pope of the Roman Catholic Church on March 13, 2013 at the Vatican. AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE / AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE

El primer acto público de Francisco: lavado de los pies. “Estuve más directamente involucrado en la visita en la cárcel de Menores del primer Jueves Santo. El Papa retomaba su costumbre precedente, pero era uno de los primeros actos públicos de su ministerio, porque era semana santa”.

“Otros papas habían hecho el lavado de los pies, sin embargo éste ir a la cárcel y también la forma en la que él lo hizo; poniéndose en rodillas en el suelo con un poco de esfuerzo, lavando los pies de jóvenes sea cristianos y no cristianos, sea muchachas que muchachos”, añadió.

Lombardi confirmó que estos gestos de papa Bergoglio durante el rito del Jueves Santos eran una novedad para el servicio papal, además incluyendo a las mujeres.

“Este era un signo efectivo de traducción en el hoy del significado del lavado de los pies, en forma no sólo ritual – como podíamos estar acostumbrados a ver – aquí de una manera muy expresiva, concreta del amor de Jesús por todos, sin limites, sin reservas. Un amor para quien está en condiciones difíciles y de sufrimiento, también más allá del confín de la confesión católica”.

El ex director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede manifestó su grata sorpresa al observar durante los primeros días del pontificado de Francisco este “signo fuerte” de servicio representado en el “lavado de los pies”.

AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO

El Papa y el hombre desfigurado por una enfermedad. Lombardi no tiene una imagen personal predilecta del Pontificado de Francisco. No obstante, recuerda que mucha gente estaba estupefacta de la foto donde el Papa acaricia a un hombre deforme debido a una enfermedad. “El papa da a los enfermos la prioridad en las audiencias respecto a otras personas”, dice Lombardi. Los prelados incluso vienen en segundo lugar. Los saluda después de bajar hasta las primeras filas y saludar uno a uno las personas en silla de ruedas, camillas, y demás”.

*La entrevista publicada al jesuita Federico Lombardi es un extracto de un texto más amplio del autor sobre liderazgo, servicio y gestión de crisis en la comunicación.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día