Aleteia

Una ballena en Nueva York

Fotografía compartida originalmente en Twitter por @paulnprice
Comparte
Comenta

La presencia de una ballena jorobada en el Río Hudson, que separa a Nueva York del estado de Nueva Jersey, da esperanzas a los conservacionistas

Este es el segundo año consecutivo en el que la Dra. Rachel Dubroff ha visto a una ballena jorobada nadando en el río Hudson desde la ventana de su apartamento en Riverside Boulevard y la calle 63 de Manhattan. Si bien al principio no daba crédito a sus ojos, el sábado y el domingo pasados vio a la ballena, dos veces, nadando tranquilamente en el mismo lugar. Así, en declaraciones al New York Times, aseguró que ahora el río Hudson es el hogar de una feliz ballena.

“Las ballenas descubrieron en este lugar una fuente de alimentación”, dijo Paul Sieswerda, presidente de Gotham Whale, una organización que se encarga de rastrear la vida marina alrededor de la ciudad, rodeada por dos ríos (el Hudson y el East River) con salida al océano Atlántico. “En lugar de nadar hasta Massachusetts o Maine, ahora han encontrado una buena zona en la que alimentarse aquí en Nueva York”.

Fotografía compartida originalmente en Twitter por @paulnprice

La ballena, a la que Sieswerda apodó “Gotham”, “parece gozar de buena salud y ha estado exhibiendo un comportamiento llamado alimentación de zancada, que consiste en nadar hacia adelante con la boca abierta capturando miles de galones de agua” en los que viene además su presa. Sin embargo, aunque la ballena está saludable, sí podría estar en peligro debido al tráfico de barcos. Por eso, la Guardia Costera ha pedido a los navegantes y pescadores que bajen la velocidad al viajar por el río.

Sieswerda también añadió que si bien hace unos treinta años se lograba avistar una ballena cada cierto tiempo en la zona de Long Island (hacia el este de la ciudad de Nueva York) ahora se les ve todo el tiempo, gracias a los esfuerzos de conservación.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
eeuumedio ambiente
Newsletter
Recibe Aleteia cada día