Aleteia

Este chico fue conocido por el mundo cuando era un feto

Comparte
Comenta

Conoce la increíble historia de "la mano de la esperanza"

Samuel Arenas, aún en la panza de su madre, fue diagnosticado con espina bífida. A sus padres les ofrecieron la posibilidad de abortar pero ellos se rehusaron y decidieron operarlo. En medio de la operación ocurrió algo increíble, la pequeña manita de Samuel, entonces con 14 semanas, se asomó del útero de su madre para acariciar dulcemente la mano del doctor.

Fue llamada “la mano de la esperanza” y según cuenta el doctor Bruner, “fue el momento más emotivo de mi vida”.

Samuel ahora tiene 16 años y es un chico sano y agradece a sus padres haber luchado por su vida.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día