Aleteia

Extraditan a “El Enfermero de las FARC”, investigado por cientos de casos de abortos forzosos

AFP PHOTO/ COLOMBIA'S ATTORNEY GENERAL PRESS OFFICE
This handout picture released by the Colombian Attorney General's press office shows Hector Albeidis Arboleda Buitrago, aka "The Nurse" or "The Doctor", upon his arrival in Bogota, Colombia, on March 9, 2017, after he was extradited from Spain. According to the authorities, Arboleda Buitrago performed hundreds of forced abortions between 1998 and 2003 on women guerrilla fighters with the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC), the National Liberation Army (ELN) and the Guevarista Revolutionary Army (ERG). / AFP PHOTO / Colombia's Attorney General Press Office / HO / RESTRICTED TO EDITORIAL USE-MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO/ COLOMBIA'S ATTORNEY GENERAL PRESS OFFICE" NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS-DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS-XGTY
Comparte
Comenta

Será juzgado en Colombia y deberá responder también por denuncias de tortura y abuso sexual

“No sabía que era estar embarazada, tenía 13 años. Ese ‘médico’ me dijo que no podía tener el bebé. Entré en llanto y le supliqué, le dije, que lo quería tener y fue cuando me aplicó un medicamento que me puso a dormir. Cuando desperté las sabanas estaban manchadas de sangre y vi una cubeta blanca llena de pinzas”.

Esto es lo que dijo ‘Xiomara’ a El Tiempo de Bogotá, una exguerrillera del desaparecido Ejército Revolucionario Guevarista (ERG) en Colombia y es uno más de los innumerables testimonios contra Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, conocido por un particular seudónimo, “El Enfermero” de las FARC.

En las últimas horas este hombre –de nacionalidad española y colombiana- llegó en vuelo desde Madrid (España), país donde estuvo detenido desde el año 2015 por las acusaciones en su contra vinculadas a cientos de casos de abortos forzosos a guerrilleras indígenas menores de edad colombianas principalmente en las localidades como Antioquia o Chocó, señala El Tiempo de Bogotá, uno de los medios que fueron testigos del momento en que bajaba del avión este jueves en silla de ruedas.

Este hombre es investigado también por delitos de tortura y abuso sexual, tal cual dejan de entrever muchos de los testimonios desgarradores de presuntas víctimas de este hombre a lo largo de varios años en Colombia (1998 y 2003), cuando aún estaba vigente el conflicto entre el gobierno y las FARC.

Todo esto ha generado que la situación de este hombre esté por demás comprometida.

Mi bebé, un varoncito, nació con vida, porque sentí que le palpitaba el corazón y movía las manitos. Escuché cuando Héctor le dijo a una señora que lo metiera en una bolsa y lo tirara al río. Lloré en silencio, sentí mucho miedo”, expresó otra guerrillera llamada Johana, en base a los testimonios recogidos por la Fiscalía de Colombia para el juicio.

Si bien se estima que la mayor parte de sus intervenciones estuvieron vinculadas a las FARC, algo que en La Habana mientras negociaban el grupo guerrillero y el gobierno en busca del acuerdo paz era negado, también se lo vincula con delitos en otros grupos guerrilleros como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el desaparecido ERG, de donde provienen las terribles palabras de “Xiomara”.

Desde hace tiempo el gobierno de Colombia venía haciendo gestiones para hacer efectiva la extradición de “El Enfermero” al país, pero por diversos motivos estaba trabada, entre otras cosas, por aludir que tenía nacionalidad española y que sufría una enfermedad regenerativa.

Por otra parte, esta acción, forma parte del pedido formal hecho en marzo de 2016 por la Fiscalía General de la Nación de Colombia a raíz de las denuncias en su contra. En las últimas semanas se le dio el visto bueno y este jueves llegó a Colombia.

En tanto, luego del examen médico estaba previsto que el proceso continuara con su envío a prisión para luego ser juzgado de forma definitiva en Colombia.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
abortocolombiaespañaviolación
Newsletter
Recibe Aleteia cada día