Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
home iconEstilo de vida
line break icon

Cuidados paliativos y eutanasia, ¿son lo mismo?

© PHOTOGRAPHEE.EU / SHUTTERSTOCK

enfermo en la cama

Mònica Costa - publicado el 09/03/17

A la tristeza de una próxima muerte y al miedo al dolor, se une la ansiedad de tener que tomar decisiones difíciles.

Voluntades anticipadas, cuidados paliativos, tratamiento paliativo, muerte digna, eutanasia pasiva, eutanasia activa, suicidio asistido… Cuando nos encontramos en situaciones de final de vida propios, de amigos o de familiares debemos tomar decisiones en las que se confunden sentimientos de caridad y de culpa, dudas existenciales y espirituales y todos estos conceptos se mezclan haciendo aún más complicada la situación.

A la tristeza de una próxima muerte y al miedo al dolor, se une la ansiedad de tener que tomar decisiones difíciles.

Nunca va a ser fácil tomarlas y es importante buscar un buen asesoramiento que nos acompañe, pero desde aquí intentaremos esclarecer algunas situaciones.

1. Lo primero, si se trata de un familiar, es conocer si existen unas voluntades anticipadas en el que se plasmen sus decisiones sobre qué tratamientos desea o no que se le aplique en la fase final de su vida. Se realiza cuando estamos conscientes y tenemos capacidad para tomar estas decisiones para que la familia y los médicos actúen consecuentemente cuando nuestro estado de salud no nos permita expresarlo.

2. Nos ofrecen un tratamiento de cuidados paliativos:

Son aquellos cuidados que se ofrecen a los pacientes con una enfermedad grave con el fin de que tenga una mejor calidad de vida. Básicamente tienen en cuenta:

  • Problemas físicos: mitigación del dolor, ayuda para dormir mejor, ayuda en los problemas de respiración, problemas digestivos o nutricionales etc.
  • Problemas psicológicos o emocionales: generalmente la depresión o la ansiedad mediante un acompañamiento psicológico tanto al paciente como a la familia
  • Problemas prácticos: adaptación de vivienda, ayuda en gestiones administrativas, asesoramiento financiero, ayuda a domicilio etc.
  • Asuntos espirituales: ayuda en el proceso de exploración de su fe para conseguir la paz espiritual

Profesionales especializados en este tipo de cuidados refieren que, cuando se aplican, se reducen de forma importante decisiones más graves sobre la continuidad de la vida. Según el Catecismo de la Iglesia Católica, “los cuidados paliativos constituyen una forma privilegiada de la caridad desinteresada. Por esta razón deben ser alentados”.

3. Nos ofrecen tratamientos paliativos cuando se suspende el tratamiento para buscar la cura de la enfermedad porque existe la certeza de que el paciente no va sobrevivir a ella más de 6 meses. El objetivo es aliviar el dolor y el malestar.

Según la Organización Mundial de la Salud, los pacientes en fase terminal tienen derecho a:

  • Seguir siendo tratados como personas.
  • Recibir una atención adecuada por profesionales competentes.
  • Participar en las decisiones que tienen que ver con su tratamiento y no ser discriminados si sus decisiones no coinciden con los que le atienden o los familiares.
  • Para ello, tienen derecho a ser informado y a recibir respuestas honestas a sus preguntas
  • Ayudarles a combatir el dolor.
  • Practicar y expresar sus creencias espirituales.
  • Poder compartir afecto con su familia y amigos y que le acompañen hasta el momento de su muerte.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, “la interrupción de tratamientos médicos onerosos, peligrosos, extraordinarios o desproporcionados a los resultados puede ser legítima… Es rechazar el “encarnizamiento terapéutico”… No se pretende provocar la muerte, se acepta no poder impedirla … El uso de analgésicos para aliviar los sufrimientos … incluso con riesgo de abreviar sus días, puede ser moralmente conforme con la dignidad humana si la muerte no es pretendida”.

4. Empezamos a oír hablar demuerte digna (ortotanasia), eutanasia (pasiva o activa) o suicidio asistido:

Según la Organización Mundial de la Salud, la eutanasia es la “acción del médico que provoca deliberadamente la muerte del paciente”. La eutanasia pasiva es una muerte por omisión, al retirar un tratamiento determinado, la alimentación o la hidratación, por ejemplo, para acelerar la muerte. La eutanasia activa es básicamente cuando se le suministran fármacos que puedan ser letales con el fin de acortar la vida.El suicidio asistido es cuando el paciente decide terminar de forma activa con su vida y para ello se le ofrece de forma intencionada los medios necesarios (tanto los medicamentos como información sobre las dosis letales)

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, “cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de personas disminuidas, enfermas o moribundas. Es moralmente inaceptable” y “una acción o omisión que de suyo en la intención provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio… “.

Sea como sea, se trata de decisiones difíciles en las que las líneas rojas divisorias entre una u otra opción a veces son muy finas, tanto hacia una dirección como hacia la otra, por lo que es necesario buscar una asesoramiento adecuado y honesto que nos acompañe en este proceso de ayuda a las personas que queremos.

Tags:
enfermedadeutanasiamuertesuicidio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.