Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lo que verás en esta Iglesia destruida por ISIS te dejará sin aliento…

Comparte

Hasta en el horror y la guerra Dios se hace presente

Dos minutos. Eso es lo que dura este vídeo. Pero lo que veras durará en tu alma, muchísimo más tiempo.

@DR

Lo que nos enseña este joven no nos dejará indiferentes: “Había sido un día difícil en Mosul. Trajimos comida para miles de familias que por culpa del ISIS estaban casi muertas de hambre. Vimos los restos del ataque aéreo. Vimos los cuerpos de los combatientes muertos de ISIS. Llegamos a oír, sentir y ver las batallas de esta guerra olvidada. Lo que nos cuentan es de un sufrimiento indescriptible …

© Preemptive Love - Fair Use

Ahora justo cuando estábamos de pie en esta iglesia bombardeada, quemada, nuestro amigo Walle nos llamó y nos enseñó algo que nos quitó el aliento”.

¿Quieres ver lo que ocurrió? Te damos una pista: giró el celular hacia arriba, y vio algo que ni las bombas ni el horror habían logrado tocar

El Señor observa desde el cielo y ve a toda la humanidad (Salmo 33:13)

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.