Aleteia

La fe vuelve al lugar del origen de la Revolución Cubana

iglesiacubana.net
Comparte
Comenta

Sierra Maestra, el icono de la historia comunista, el lugar donde Fidel Castro llamaría a la revolución

Desde 1956, cuando el barco llamado Granma, procedente de Tuxpan (México) desembarcó en el oriente de Cuba, para dar inició a la revolución que derrocó en 1959 a Fulgencio Batista e instauró la larga comandancia de Fidel Castro (y, ahora mismo, de Raúl, su hermano, también guerrillero junto con Camilo Cienfuegos y Ernesto “Che” Guevara) el territorio de Sierra Maestra había sido considerado como un ícono de la historia comunista de la isla caribeña.

De hecho, en julio de 1957, estando acampados en la cordillera de Sierra Maestra, Fidel Castro, Felipe Pazos y Raúl Chibás firmaron el llamado “Manifiesto de Sierra Maestra”, que comenzaba diciendo: “Desde la Sierra, donde nos ha reunido el sentido del deber, hacemos este llamamiento a nuestros compatriotas. Ha llegado la hora en que la nación se puede salvar de la tiranía por la inteligencia, el valor y el civismo de sus hijos, por el esfuerzo de todos los que han llegado a sentir en lo hondo el destino de esta tierra donde tenemos derecho a vivir en paz y en libertad…”.

Obviamente, la región fue vigilada para que los ideales de la revolución cubana se cumplieran en donde tuvo su primer asentamiento. Pero ahora toca al municipio de Tercer Frente, cuya cabecera es Cruce de Baños, en la zona norte de Sierra Maestra, su revitalización pastoral, sobre todo desde la parroquia de Baire, perteneciente a la arquidiócesis de Santiago de Cuba.

Tercer Frente, Los Negros…

Con la anuencia del arzobispo de Santiago, Dionisio García Ibáñez, los parroquianos de Baire han decidido enfrentar la ausencia de la Iglesia católica del vecino territorio de Tercer Frente y trabajar en conjunto con la parroquia de Contramaestre para la atención pastoral de este municipio. Según se puede leer en el reporte de la página web de los obispos de Cuba, la parroquia de Baire reconfiguró la comisión de Pastoral Misionera y creó un equipo para la misión rural, equipo integrado por jóvenes, adolescentes, catequistas de niños, adultos y visitadores de enfermos.

Colindado con el municipio de Tercer Frente, se encuentra el poblado de Los Negros, también perteneciente a la parroquia de Contramaestre, pueblo con vías de acceso por -por dos carreteras distintas-, a los dos principales asentamientos de Tercer Frente: Cruce de los Baños y Matías. En este pueblo San Antonio María Claret fundó la parroquia de San Marcelino en la misma fecha en que erigió la de San Bartolomé de Baire, en el ya distante 1853. Con el paso del tiempo la parroquia de Los Negros fue suprimida.

La comunidad eclesial de Baire decidió entonces como estrategia misionera y por deber histórico, rescatar y fortalecer la Casa de Misión de Los Negros que dejó de atenderse desde hace más de 10 años, y desde allí tener un punto de partida para Tercer Frente. En Los Negros se ubicó la Casa de Misión a la cual un equipo de seis misioneros de distintas edades y de diferentes pastorales comenzó a ir sistemáticamente los sábados, para enseñar y apoyar a niños, adolescentes, adultos, ancianos y enfermos.

Una sed que no se apaga

Paralelamente a la atención a Los Negros, comenzaron las incursiones en Tercer Frente; la más reciente y fructífera realizada en este mes de febrero pasado, abarcó los siguientes poblados: Cruce de los Baños, Los Lajiales, Filé, La Jibarera y Matías. Como resultado ya se han puesto las bases para fundar una Casa de Misión en Matías, asentamiento más poblado y antiguo de Tercer Frente, enlazado con Los Negros y a media hora del mismo, donde la población fue más receptiva.

Mención especial merece la incursión misionera realizada en el distante e intrincado poblado de Los Lajiales, en plena Sierra Maestra y a unos kilómetros de San Lorenzo, donde cayó Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria.

En Los Lajiales los misioneros encontraron las ruinas de una pequeña capilla dedicada a la Virgen de la Caridad, cuya imagen ya no está disponible. Allí las madres reunieron a sus hijos pequeños y pidieron el Bautismo. Mucho han emigrado las familias de Los Lajiales, al punto de quedar solo ocho casas en torno a la antigua capilla.

Se trata, así, de una verdadera reconquista misionera contando con las familias de las localidades de Sierra Maestra y su sed –nunca agotada por el régimen castrista—de Dios. Así mismo, con las devociones populares cubanas del Sagrado Corazón de Jesús y de la Virgen de la Caridad que son, dicen los misioneros, valoradas “como un verdadero tesoro en Tercer Frente”.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día