Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconEspiritualidad
line break icon

«Cúrame», «arréglalo»,… ¿Quieres marcar tú las normas incluso con Dios?

Natalie CC

Carlos Padilla Esteban - publicado el 06/03/17

El camino de Jesús no es la magia sino el sendero más humano

La mayor tentación del hombre desde todos los tiempos es querer ser como Dios. Hacerlo todo posible siendo como Dios. Y al mismo tiempo es lo que le exigimos a Dios en nuestra vida: si eres de verdad mi Dios, dame lo que te pido. Si eres hijo de Dios bájame de la cruz. Si eres hijo de Dios convierte la piedra en pan. No me dejes con hambre.

Yo marco las normas. Yo marco lo que debe hacer Jesús para ser de verdad el hijo de Dios. No permitas injusticias. No dejes que este hombre muera. No permitas tanto mal en el mundo. Se lo exijo. Le pido.

Jesús se encontraría más veces con esta actitud en su vida entre los hombres. En el desierto el maligno lo tienta desde esa mirada. Si eres hijo de Dios, haz el milagro de tirarte y que te recojan los ángeles. Si eres hijo de Dios, puedes hacerlo.

La impotencia no es propia de un hijo de Dios, dice el tentador. Y lo digo yo también tantas veces. El tentador toca lo que más hiere a Jesús. Pone en duda su identidad. ¿Es realmente hijo de Dios? Si lo fuera haría todo lo que le sugiere el tentador. No tendría miedo.

Le pide que haga magia: “Di que estas piedras se conviertan en panes. Tírate abajo, porque está escrito: – Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece. Todo esto te daré, si te postras y me adoras”. Si es hijo de Dios todo es posible.

Yo también se lo pido a Dios. Le pido que me dé pan, que salve mi vida. Que no me quite lo que amo. Que me dé poder para vencer en este mundo.

Pienso que en ese momento Jesús terminó de ver clara su misión. Su camino no era la magia. Su camino era el sendero más humano. La impotencia de ser uno de nosotros por amor.

No hay mayor poder que esa impotencia de tener frío, hambre, miedo, incertidumbres, desilusión, tristeza, sueños, amores humanos, anhelo de hogar, nostalgia.

Jesús es el Hijo de Dios que se despojó de su rango pasando por uno de tantos. Esa es su victoria en el desierto y en su vida entre los hombres. Dijo el centurión ante la cruz: “Verdaderamente era hijo de Dios”.

No se bajó de la cruz y mostró su impotencia. Y en medio de su impotencia, herido, crucificado, sin milagros, desnudo, en esa impotencia fue reconocido como hijo de Dios.

No hizo falta convertir las piedras en pan. Ni saltar desde lo alto para ser sujetado por ángeles. No necesitó humillarse ante el tentador para poseer toda la tierra. Fue su impotencia humana el camino más misterioso de su amor.

Es el amor de un Dios crucificado, de un Dios que se pone en manos de los hombres. El demonio le ofrecía a Jesús dejar de ser hombre y ser sólo Dios. Quería que no se acercara tanto a los hombres. Es en esa humanidad de Jesús, hambriento en el desierto, solo, donde Jesús tiene el poder más grande.

Es el amor que se acerca, que se abaja, que me toca a mí y se deja tocar y herir. El hijo de Dios que me ama tanto que camina a mi lado. Jesús dio un sí a su nombre, a su misión, a su impotencia. Es el hijo obediente que reconoce el amor de su Padre. El hijo dócil que le adora sólo a Él.

Le da su sí en esos días de desierto. Su desierto es una experiencia profundamente humana, y también de Dios. De lucha y de preguntas.

Tags:
jesucristotentación
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT DOMINIC SAVIO
Philip Kosloski
¿Te preocupa tu adolescente rebelde? Aquí tienes a tu santo patró...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.