Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Estados Unidos; separar a madres e hijos, la nueva idea para frenar a migrantes

Comparte

Son 54 mil los menores acompañados que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos por la frontera de México en los últimos meses. Son muchos más de los que entraron al país en el periodo anterior. Por ello, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos estaría evaluando el proyecto para separar a madres e hijos que entran ilegalmente desde México. La agencia de prensa Reuters habría confirmado la información gracias a fuentes gubernamentales. La intención es frenar al gran número de mujeres que, huyendo de la pobreza y de la violencia difundida, entran con sus hijos menores de edad a los Estados Unidos. El proyecto consideraría detener a las mujeres hasta que sea aceptada su expulsión o la concesión de asilo, mientras que los menores serían puestos bajo custodia de entes o familias. 

El proyecto corresponde al anuncio que hizo el presidente Trump cuando afirmó querer superar el actual sistema con el que los migrantes esperan en libertad la decisión sobre su estatus después de un breve periodo de detención, puesto que una decisión de la Corte federal favorece la detención prolongada de menores. Según la cadena televisiva MSNBC el jefe de la División sobre las Peticiones de Asilo, John Lafferty, dijo durante una reunión que el Departamento de Seguridad Nacional ya habría identificado 20 mil sitios para alojar a los migrantes ilegales mientras esperan la expulsión o el asilo. Cuando le pidieron un comentario, Lafferty respondió que no podía hablar al respecto. 

Marielena Hincapie, directora ejecutiva del National Immigration Law Center, declaró que el nuevo proyecto «podría causar traumas psicológicos irreversibles en los menores, sobre todo si la separación de la madre llegara tras un viaje peligroso», como sucede casi siempre. Y también afirmó que el gobierno podría deber afrontar los desafíos relacionados con las leyes sobre el derecho de familia y sobre la inmigración. 

Monseñor Domenico Mogavero, obispo de Mazara del Vallo y canonista, subrayó que «esta casuística no es una particularidad estadounidense; aquí en Sicilia asistimos desde hace años a los desembarcos de muchas madres que traen consigo a menores, niños y a veces incluso lactantes. Es tremendo pensar en separadas de sus niños, porque ninguna ley positiva puede ir contra la naturaleza y el trauma psicológico para el menor, ya evidentemente en condición de malestar, sería ciertamente grave y probablemente irreversible». 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.