¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

17 claves para salvar el mundo

Comparte

Tú puedes hacer más de lo que piensas...

Son 17 metas y son la garantía para conseguir conservar el planeta y mejorar la vida de la humanidad. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible suenan a utopía, pero no lo son. Se trata, nada más ni nada menos que de las claves para garantizar nuestra supervivencia y la de nuestro planeta. ¿Están sólo en manos de los gobiernos? ¿Cómo contribuir a que se cumplan? Puedes hacer algo, aunque te parezca que no.

unnamed-3

 

Corría el año 2000 cuando las Naciones Unidas plantearon unos serios deberes a la humanidad para cumplir durante los siguientes quince años: los llamados Objetivos del Milenio. En aquel entonces, la organización internacional ponía sobre la mesa ocho cuestiones clave para reducir la desigualdad en el mundo:

•   Erradicar la pobreza y el hambre

•   Educación primaria universal

•   Equidad de género y empoderamiento de las mujeres

•   Reducción de la mortalidad infantil

•   Mejorar la salud materna

•   Combatir el SIDA, la Malaria y otras enfermedades

•   Sostenibilidad medioambiental

•   Acuerdo Global para el Desarrollo

En 2015, Ban Ki-Moon, el entonces Secretario General de la ONU, los calificó como “el mayor impulso antipobreza de la historia”. Sin embargo, en septiembre de ese mismo año, se hizo balance. Algunas cifras de éxito contrastaron con el todavía largo camino que queda un largo camino por recorrer. Según Xavier Longan, de la Oficina de la Campaña del Milenio de las Naciones Unidas en Barcelona, “nos encontramos en un contexto desigual: por un lado se han conseguido dos o tres Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), por ejemplo el de la erradicación de la pobreza a la mitad se ha logrado como también los avances en el acceso a fuentes de agua potable o los índices de mortalidad materna. Por otro lado otros objetivos se han estancado, no han progresado y otros han retrocedido.”

La revisión pues abría un nuevo capítulo, los actuales objetivos, también con fecha de caducidad: 2030. De 8 objetivos a 17, y según Longan con una diferencia clara, “los ODM eran una agenda para los países en desarrollo, mientras que los países ricos ayudaban a que los primeros lograran los objetivos. La nueva agenda es responsabilidad de todos”.

En este sentido, Longan remarca el papel decisivo de los gobiernos, “la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs) depende de sus decisiones, su voluntad política y las políticas que impulsen para lograrlos” pero señala “tendrán más protagonismo otros actores como la sociedad civil, gobiernos locales o el sector privado”.

Los gobiernos con políticas, la ciudadanía con acciones concretas, buenas prácticas y reivindicaciones. “Se trata de establecer las bases de un proceso que sirva para aprender colectivamente cómo lo podemos hacer mejor, cómo lo podemos hacer más rápido, y cuáles son los elementos que ayudan a acelerar esos procesos de cambio”, detalla Teresa Ribera, ex Secretaria de Estado de Cambio Climático entre 2004 y 2008.

Según explica en periódico El País, Federico Mayor Zaragoza, miembro del European Center for Peace and Development  y ex Director General de la UNESCO la clave para el mundo es compartir y cooperar, y subraya que “los Gobiernos deben tener en cuenta que si no se comprometen con esto las personas les van a retirar su apoyo porque vamos hacia una democracia auténtica, no absoluta”.

La tecnología, a nuestro servicio

Las soluciones móviles y los distintos dispositivos tecnológicos son herramientas que contribuyen al cumplimiento de estos objetivos. De hecho, en los países emergentes, se detectan cifras muy elevadas de uso de aplicaciones y proyectos tecnológicos relacionados con la salud (mHealth) la educación (mLearning), la agricultura (mAgriculture), la banca (mBanking), etc.

Según Longan, hay ejemplos de avances muy importantes en África, donde ha habido un crecimiento de la tecnología móvil exponencial en los últimos años. “Esto ha contribuido no solo en desarrollo sino que también ha facilitado la interacción entre la ciudadanía, los responsables políticos y las instituciones, para trasladar más directamente las necesidades de la gente”. Algunas de las iniciativas más conocidas son Zero Mothers Die  (salud materna), Worldreader (educación), She leads Africa (empoderamiento femenino), Ushaidi (ciudadanía) o mPesa (finanzas).

De hecho, el Mobile World Congress 2017 celebrado en Barcelona durante la última semana, ha dado un papel destacado a los ODSs y ha invitado a los asistentes a descubrir cómo la industria móvil puede contribuir a su cumplimiento. De este modo, se ha promovido el compromiso de los asistentes con los diferentes objetivos y se ha instalado información sobre ellos en el recinto vinculada a una app que les ha planteado el reto de descubrirlos todos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.