Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El acompañamiento espiritual es contar con Alguien

Nicholas Erwin-CC
Comparte

Un libro sobre la necesidad de la dirección espiritual y las cualidades para llevarla a cabo y el modo de realizarla

Como Ulises, luchando con sus solas fuerzas; o como Abraham, con la fuerza de Dios. Fulgencio Espá, autor de la exitosa colección “Con Él”, plantea esta disyuntiva. Y propone, como Abrahán, dejarse llevar por la mano de Dios. Una mano que se hace visible, en forma de consejos, de escucha, de sugerencias, a través del “acompañamiento espiritual”, es decir, lo que toda la vida se ha conocido como “dirección espiritual”.

Cuenta Conmigo, de Fulgencio Espá, explica en primer lugar la necesidad de dicho acompañamiento. Posteriormente, se extiende en algunas cualidades para llevarlo a cabo y, por último, en el modo de realizarlo.

El autor es párroco en una iglesia de las afueras de Madrid y plasma su experiencia en estas páginas, con referencias oportunas, imágenes plásticas, ejemplos asequibles a cualquiera. Su idea es que muchos han vuelto a la fe al descubrir que un creyente no camina solo. Y otros, afortunadamente, ni siquiera la dejaron.

La segunda palabra del título del libro –Conmigo- está en mayúscula, y no en minúscula como tendría que ser. La razón de esta especial sintaxis, sería el mismo contenido del libro, porque ese “Conmigo” no es un ser humano, sino el mismo Dios. Contamos con alguien cuando necesitamos una ayuda, una guía, un consejero, un amigo; palabras que pueden servir perfectamente para explicar lo que es el acompañamiento espiritual, también conocido como la dirección espiritual. Es Dios quien dirige las almas, y no un hombre, sea sacerdote o laico/a; es el Espíritu Santo quien inspira al mismo director espiritual y a la persona que acude a un director espiritual.

La primacía de la dirección espiritual es divina, y de ahí parte el autor para exponer una serie de ideas ya conocidas pero expuestas de una manera brillante.

Estamos ante un libro útil, que servirá a muchos a entender por qué acuden a la dirección espiritual, y qué actitud tienen que tomar; y a los directores espirituales para que entienda que su tarea es, ante todo, sobrenatural.

Pincha aquí para comprar el libro.

Palabra
Tags:
libro
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.