Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papá, mamá… ¿De dónde venimos?

Comparte

Una propuesta para responder a una de las preguntas más difíciles de los niños

Como vimos en el artículo anterior las primeras preguntas relacionadas con la sexualidad harán referencia a las diferencias físicas entre los genitales del niño y la niña y, de éstos, con los del adulto.

Podríamos responder a la pregunta de nuestro hijo: mamá, papá ¿de dónde venimos? Del Amor, siempre del Amor. Pero no seamos parcos en palabras y extendámonos un poco más, es demasiado bonito para perder la ocasión de hablarles de “su historia” que siempre es una historia de Amor. De esta forma sentamos las bases de todo un diálogo lleno de confidencias y confianza.

Sobre los 4 años los niños ya comienzan a hacer preguntas sobre su origen de forma espontánea o como consecuencia de vivir un embarazo de cerca. Las preguntas las puede formular de distinta forma según sea la causa que la ha provocado, por ejemplo: ¿De dónde vienen los niños? o ¿dónde estaba yo antes de nacer? o ¿por qué tiene esa señora la barriga tan gorda?… pero la contestación será siempre similar.

“Tú sabes que todos los niños tienen una mamá. Sin mamá no puede nacer ninguno. Hay como un nidito en el lugar precioso, dentro de ella, para que el bebé esté seguro y protegido. Fíjate, tú también has estado aquí dentro. A principio eras tan pequeñito que casi no  se notaba, pero luego fuiste creciendo y mamá cada vez tenía la barriga más grande. Papá y yo nos alegrábamos mucho porque podíamos sentirte dentro, como te movías y dabas pataditas”… Es maravilloso ir personalizando la respuesta, pues le estamos contando “su historia”.  …“Y así fue pasando el tiempo, los primeros nueve meses de tu vida, desde que eras tan pequeño como un puntito hasta que te hiciste un bebé chiquitín todavía, pero que ya estaba preparado para nacer”

¿Por qué a los niños hay que hablarles sin miedo sobre sexo? Lee más AQUI

“Ahora ya sabes por qué cuando una señora va a tener un bebé tiene la barriga tan grande; allí dentro está creciendo su niñito hasta ser suficientemente fuerte para poder nacer”.

Quizá con esta respuesta se calma su primer golpe de curiosidad, o quizá no y nos sigue preguntado a continuación o dentro de unos días “Y… ¿cómo nacen los niños? o ¿por dónde salen los bebés de la barriga de la mamá?

“Después de estar nueve meses dentro de mamá, los niños ya están preparados para nacer. Es muy  fácil: Tú sabes que los niños tienen un pene que les sirve para orinar y las niñas orinan por un agujerito. Pues bien, al lado de este agujerito, las niñas tienen como una rajita”….

Todo esto lo fuimos explicando cuando nos preguntaba sobre las diferencias físicas entre niño y niña. En ese momento nosotros ya preparábamos el camino para estas preguntas. …“Cuando una niña se hace mayor, ya es una señora y va a nacer su hijo, esa rajita se hace cada vez más grande, más grande, se estira como si fuera un chicle y el bebé nace por ahí. Casi siempre lo primero que sale es la cabeza, para que el bebé pueda respirar enseguida. Dentro, era la mamá quien respiraba por los dos. Después salen los hombros, los bracitos y, al fin, las piernas. Y entonces se vuelve a cerrar la rajita poco a poco. ¿Ves? así nacen los niños; así naciste tú”.

Y comenzamos a personalizar: Si vieras a papá que cara se le puso cuando te vio por primera vez… ¡se emocionó!. Estábamos los dos felices…, la espera se nos hizo muy larga y estábamos deseando verte… ya teníamos a nuestro niño entre los brazos… eras guapísimo, tan chiquitín…”

Tanto si el niño nació por medio de un parto natural o por cesárea es conveniente explicarles que también hay otra forma de nacer, pues luego él hablará seguramente con sus amiguitos del tema y es bueno que tenga la información completa.

“Casi siempre nacemos así, pero que hay veces que no ocurre de esta manera o bien porque el bebé es muy gordito, está mal colocado, o porque a la mamá no se le abre lo suficiente la rajita  y entonces no puede salir. Entonces  le ponen a la mamá una cosa para que no le duela y le hacen  un corte en la barriga y por ahí sacan al niño, luego la vuelven a coser. Por eso las mamás cuando vamos a tener un bebé nos vamos siempre al hospital, para que el médico nos ayude a que nuestro niño nazca.”

Ya sabe el hijo de donde vienen los niños y cómo nacen. La siguiente pregunta que hacen los niños es generalmente la que más nos cuesta responder, y sin embargo es la más importante y bonita de todas. Es la siguiente: Y los bebés…  ¿cómo entran los bebés  en la barriga de la mamá? o antes de estar en la barriga de la mamá ¿dónde estaban?, ¿cómo llegan allí?

La respuesta, en el próximo artículo

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.