Aleteia

El Papa Francisco confirma gestos concretos en el “diálogo fraterno” entre judíos y cristianos

AFP
Comparte

El Pontífice recibe en el Vaticano a su amigo, el Rabino Abraham Skorka, quien le presentó una especial edición de la Torá, base del judaísmo.

El Papa Francisco destacó el “diálogo fraterno e institucional entre los judíos y los cristianos” que se ha “consolidado” de forma “eficaz”, a través de un “confronto permanente y de colaboración”. Lo hizo este 23 de febrero de 2017 en la Sala Clementina del Palacio Apostólico.

Entretanto, saludó a la delegación judía y la “nueva y preciosa” edición de la Torá y agradeció a su amigo, desde los tiempos de Buenos Aires, el Rabino Abraham Skorka por sus palabras y la oportunidad del reencuentro hoy “alrededor de la Torá, es decir, alrededor del don del Señor, en su revelación, a su palabra”.

Asimismo, subrayó la importancia de expresar este acercamiento entre católicos y judíos no sólo por medio de las palabras sino con los “gestos”. En este sentido, destacó que en la edición de la Torá que le presentaron hoy, hay una importante expresión de “diálogo” y una “visión cultural abierta” bajo el signo del “respeto “reciproco” y de la paz.

La Torá es el texto que contiene la ley y el patrimonio del patrimonio de la identidad del pueblo israelita; base del judaísmo. La delegación judía recibida por el Papa estaba conformada por tres generaciones, provenientes de los cinco Continentes y de más de 10 nacionalidades.

“La Torá, que san Juan Pablo II llamó: “Las enseñanzas vivas del Dios viviente” (Discurso – Diciembre 1990), manifiesta el amor paterno y visceral de Dios, un amor por las palabras y los gestos concretos, un amor que se convierte en la alianza”, declaró.

El Papa afirmó que ‘la palabra alianza’ está “llena de resonancias” que unen católicos y judíos. “Dios es el más grande y el más fiel aliado”, agregó.

“Él llamó a Abraham para formar de él un pueblo que se convertiría en una bendición para todos los pueblos de la tierra, y sueña un mundo en el que hombres y mujeres están aliados con Él y luego vivir en armonía unos con otros y con la creación”.

Así, señaló que “en medio de tantas palabras humanas que, lamentablemente, empujan a la división y la competencia, estas palabras divinas de la alianza abren a todos nosotros vías dignas de bien para recorrer juntos”.

Francisco hace referencia a la “alianza” para resaltar la capacidad de trabajar juntos por un mismo objetivo. De hecho, señaló como ejemplo esta nueva publicación de la Torá.

Por su parte, al inicio de su discurso, el Rabino Abraham Skorka, quien llamó a Francisco, “querido hermano, querido amigo”, aseguró que el diálogo intercultural e interreligioso es la llave para la resolución de los conflictos humanos actuales. “Hace más de veinte años que nos une este tópico”, expresó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.