Aleteia

Alerta contra el uso del cristianismo para combatir en Irak

© EMRAH YORULMAZ / ANADOLU AGENCY / AFP
Comparte

El patriarcado caldeo rechaza la actitud de cristianos de los grupos paramilitares que amenazan con venganza contra los sunitas

El señor Ryan Salem al presentarse ayer en un programa de televisión iraquí afirmando que los cristianos también están presentes en Mosul para combatir y vengarse de los musulmanes sunitas, “no tiene nada que ver con la moral enseñada por Cristo, mensajero de la paz, del amor y del perdón”, y no puede “hacer tales declaraciones implicando a los cristianos”, ya que “no los representa de ninguna manera”.

Estas son las palabras contenidas en el texto de rechazo, publicado el 15 de febrero por el patriarcado caldeo, justo después de que una cadena de televisión nacional emitiese las declaraciones imprudentes de Ryan Salem, cristiano caldeo de Alqosh, vinculado a grupos paramilitares de autodefensa popular formados en gran parte por musulmanes chiítas.

Durante el discurso televisado, el personaje en cuestión, hablando en nombre de los cristianos, estaba junto a prisioneros sunitas, probablemente capturados como colaboracionistas con el Estado Islámico (Daesh).

El comunicado patriarcal lamenta que estas declaraciones tengan el efecto de exacerbar el conflicto sectario y expresa el deseo de que en las operaciones para reconquistar Mosul todos respeten los principios básicos de la ética militar.

Fuentes cercanas al patriarcado caldeo, contactadas por la agencia Fides, refieren que el repudio inmediato de las afirmaciones de Ryan tiene como objetivo cortar de raíz cualquier tipo de malentendido o de manipulación que pudiesen llevar a represalias contra las comunidades cristianas locales.

En el pasado, el patriarcado caldeo había tomado distancia de los militantes de grupos paramilitares que estaban participando en operaciones de guerra haciendo alarde de cruces, imágenes de Jesús y otros símbolos cristianos.

“Se trata de personas individuales que actúan de mala manera: la ostentación de símbolos cristianos forma parte de esa maldad, y fomenta enfrentamientos relacionados con la religión, espirales de venganza y de más sufrimiento” habían dicho a la agencia Fides a este respecto el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako.

En varias ocasiones, el patriarcado caldeo ha querido resaltar su distancia con grupos armados activos en el escenario iraquí que tratan de reivindicar su pertenencia a las comunidades cristianas locales.

El mismo Patriarca Louis Raphael ha sugerido en repetidas ocasiones a los cristianos que quieren participar en la liberación de la ciudad ocupada por el Estado Islámico hacerlo enrolándose en las fuerzas armadas nacionales o en las milicias Peshmerga, que hacen referencia al gobierno de la región autónoma del Kurdistán iraquí, evitando en todos los sentidos, crear milicias sectarias que terminen alimentando diferentes formas de “sedición confesional”.

 

Artículo originalmente publicado por Agencia Fides

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.