Aleteia

Científicos nos acercan al verdadero rostro de San Valentín

Cícero Moraes
Comparte
Comenta

Valentín, un santo que inspira la vida de muchos enamorados en este mes de febrero

Apasionado por su trabajo ha logrado reconstruir la historia que se custodia detrás de cada uno de los rostros de santos que ha dado vida. Una bala rozo su cabeza cuando salvo a su familia de un robo, la herida no fue grave, pero al tratar de superar la depresión entregó su vida a los estudios forenses.

En los últimos años ha logrado reconstruir el rostro de siete santos en el mundo. Cícero Moraes es uno de los mayores expertos en reconstrucción facial forense en tres dimensiones.  Integra el equipo brasileño de Antropología y Odontología forense como vice coordinador.

El joven científico diseñador forense en 3D recibió 250 imágenes de San Valentín, un médico que se hizo obispo y que unía en matrimonio a los soldados romanos, a pesar que el emperador lo había prohibido en Roma en el siglo III.

Cícero recibe estas imágenes digitales de José Luis Lira presidente de la Academia Brasileña de Hagiologia, quien trabajó con el experto forense en la reconstrucción del rostro de María Magdalena entre otros santos.

“Estaba en la Plaza San Pedro en Roma, cuando uno de los vendedores me regaló una estampa de San Valentín”, comentó el investigador y escritor religioso para la prensa extranjera. 

Detrás del santo Valentín 

Moraes logró tener acceso al cráneo del patrono de los enamorados quien tuvo que pagar un alto precio por defender las uniones matrimoniales hace más de 1600 años. Sus reliquias yacen en la basílica de Santa María de Cosmedin en Roma. Para realizar la reconstrucción del rostro del santo de los enamorados Cícero contó con el valioso aporte del antropólogo forense Marcos Paulo Salles Machado.

Luego de los estudios pertinentes se concluyó que el santo “pertenecía a un varón europeo de alrededor de 55 años o más”. Pese al limitado acceso al cráneo, que se conserva en un diminuto relicario de cristal en el templo, junto a una corona de flores, los investigadores afirman haber logrado la primera imagen auténtica del rostro del obispo romano del siglo III.

Los expertos utilizaron la tecnología 3D interactiva para estudiar el cráneo del santo. Tras el mapeo digital de su rostro, se usó fotogrametría y software de escala espacial para diseñar y reconstruir un cráneo 3D. El antropólogo forense analizó la cabeza virtual 3D y confirmó la ascendencia, el sexo y la edad sin saber aún quien era.

Las descripciones coincidían con las de un hombre entrado en años y con facciones prominentes en las cejas.

Luego de haber desvelado en Perú los rostros de Santa Rosa de Lima, Fray Martín de Porres, San Juan Macías y a beata Sor Ana de los Ángeles Monteagudo, Cícero acaba de publicar un libro en el que explica todos los secretos de la reconstrucción facial en 3D. La publicación es gratuita los científicos aseguran que contiene valiosa información para las nuevas generaciones que deseen dedicarse a este campo.

Tras haber presentado en Brasil la expo “Rotros de fe” el joven científico confiesa que ha disfrutado mucho trabajando con la reconstrucción de los santos. Esto ha permitido a muchos reconocer a la persona que está detrás del santo. “Las personas pueden conocer el rostro de quienes han inspirado sus vidas”.

 

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
Día de San Valentínsantos
Newsletter
Recibe Aleteia cada día