¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los kilos de cemento que rompen con una promesa colombiana en el Amazonas

CARME-cc
Comparte

Una carretera selva adentro que genera controversia entre el desarrollo de un pueblo y el cuidado del medioambiente

Se trata de una carretera dentro de la selva entre los municipios de Calamar con Miraflores en el departamento colombiano de Guaviare. Un video grabado por funcionarios de la localidad recorriendo la zona y explicando sus planes de pavimentación fue el disparador de la controversia.

“Aquí para la gente de Miraflores. Les mandamos esta pequeña prueba de cómo estamos trabajando con el alcalde, el gobernador (…) en esta vía tan importante para nuestro municipio”, se escucha en el video, reproduce El Espectador de Colombia.

El principal argumento que se maneja para continuar con la tarea tiene que ver con el desarrollo del municipio de Miraflores y con el cumplimiento con la comunidad de parte de las autoridades.

Pero esta iniciativa choca con una promesa que realizó Colombia en la Cumbre Climática de París de 2015 estableciendo la reducción a cero de la deforestación en el Amazonas. Por lo tanto, esta carretera significaría el comienzo del fin de esta promesa.

Es que ampliar, aplanar y pavimentar esa vía, que en realidad ya había sido abierta por las FARC en silencio hace unos años, significa una enorme puñalada en el corazón del Amazonas.

Este proyecto de pavimentación, prosigue El Espectador, está enmarcado dentro del Plan Vial Guaviare (junto a otras vías sumaría un total de 618 kilómetros) y forma parte de una medida promovida por el gobernador Nebio de Jesús Echeverry para llevar desarrollo a una zona habitada por más de 5.000 personas y que ha estado incomunicada por los años de violencia en el país

La situación de haber comenzado los trabajos de forma “clandestina” provocó incluso la intervención Corporación del Norte y Oriente Amazónico (CDA) por tratarse de una zona de reserva federal con trozos de bosques primarios, humedales, entre otros.

“Aunque la red vial es de 10 metros de ancho, generaría un esquema de colonización que ya se está viendo”, comentó a El Espectador César Meléndez, director de la CDA, quien al mismo tiempo advirtió que este “departamento ambiental pretender ser convertido en agropecuario de parte de la Gobernación.

La construcción de carreteras se encamina hacia tal sentido, a mayor intervención de los bosques de Colombia y a influir en la deforestación.

Según el científico ambiental Pierre L. Ibisch, que lideró una investigación para la revista Science con respecto a este tema, “la parte amazónica de Colombia es aquella con menos impactos creados, perteneciendo a los bloques más grandes y ecológicamente valiosos de las áreas sin caminos de todo el mundo”.

Para este científico, incluso, “Colombia podría ser un ejemplo a nivel mundial en cuanto a estrategias para valorizar y conservar las áreas sin caminos”.

Pero de momento, a raíz de lo que las autoridades locales –a pesar de que ellas mismas aseguran que no están haciendo nada contra el medio ambiente- están haciendo en esa zona amazónica de Colombia, esta posibilidad comienza a decrecer.

Finalmente, en procura de una solución, el propio director del programa Visión Amazonia del Ministerio de Ambiente, José Yunis, reconoce que la gente de Miraflores tiene derecho al transporte, pero quizás con otras modalidades para no afectar el medio ambiente, como ser los fluviales y hasta los aéreos de bajo costo.

De momento, solo resta esperar que unos cuantos kilos de cemento no pongan en jaque una laboriosa misión en procura de evitar la deforestación en Colombia, pero que al mismo tiempo el desarrollo de la comunidad de Miraflores tampoco quede desprotegido. Un equilibrio que muchas veces nos es fácil contemplar.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.