¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

12 películas románticas para ver el Día de San Valentín

© Jay Sumlin
Comparte

En soledad o en pareja

¿Han decidido quedarse en casa para san Valentín? ¿Quizás no tengan ganas u oportunidad de salir a celebrarlo? De todas formas, quedarse cómodamente instalados hundidos en el sofá es mejor que pelearse por una mesa en un restaurante atestado, ¿cierto?

Por suerte, nunca faltan películas estupendas para ver en ocasiones como esta. Y como sabemos hasta qué punto puede eternizarse la elección de una película, hemos recopilado una lista de comedias románticas para facilitarles la selección.

Roxanne (1987)

Roxanne, inspirada en el clásico del teatro de 1890 Cyrano de Bergerac, está protagonizada por Steve Martin en el papel de C.D. Bales, un jefe de bomberos muy querido por todos en su pequeño pueblo, que teme que su notable napia le impida encontrar el amor verdadero. Entonces llega al pueblo Roxanne (Daryl Hannah), una bella astrónoma, y por supuesto Bales se enamora de ella, por lo que tendrá que vencer su falta de confianza para dar lo mejor de su encanto. Esta imprescindible adaptación moderna es un recordatorio divertido y tierno del auténtico espíritu del amor.

Tenías que ser tú (2010)

Cuando Anna Brady (Amy Adams) ve con decepción que su novio de cuatro años no le pide matrimonio, decide tomar cartas en el asunto. Basándose en una leyenda irlandesa que dice que un hombre debe aceptar una petición de matrimonio si la mujer se lo propone en año bisiesto, viaja a Dublín para sorprender a su novio. Sin embargo, el destino demuestra que tiene otros planes cuando entra en su vida Declan (Matthew Goode), el propietario gruñón de un bar local irlandés.

Algo para recordar (1993)

¡Un clásico por excelencia! Es imposible hacer una lista de películas románticas sin incluir esta tierna historia del recién viudo Sam Baldwin (Tom Hanks) y todas las travesuras que le caen encima cuando su hijo de 8 años decide jugar a ser celestina. Para reparar el corazón roto de su padre, Jonah escoge a Annie, pero resulta que ella vive en la otra punta del país, en Nueva York. Pero donde hay un gran amor, suceden grandes milagros.

La dama y el vagabundo (1995)

Lo sabemos, es una película de dibujos. Pero en nuestra defensa, insistimos en que es una de las más bellas historias de amor que se hayan contado. ¿Cómo resistirse cuando la perrita de buena familia Reina y el perro callejero Golfo comen espagueti boloñesa en perfecta sintonía? Una elección nostálgica, pero este cuento os abrigará el corazón.

Antes del amanecer (1995)

La química entre dos personas surge de forma peculiar y, tal y como demuestra la atracción entre el turista estadounidense Jessie (Ethan Hawke) y la estudiante francesa Céline (Julie Delpy), puede brotar de una simple conversación. Tras encontrarse en un tren atravesando Europa, Jessie convence a Céline para pasar su última noche con él en Viena, paseando por sus calles y compartiendo pedazos de cada uno a medida que conversan, descubriendo el amor.

Sonrisas y lágrimas  (1965)

Ya sea o no fan de las comedias musicales la persona que comparte tu vida, nadie puede permanecer insensible al encanto de Julie Andrews en el papel de niñera, María, al cuidado de los siete traviesos hijos del capitán Von Trapp. Con el tiempo, crece su afecto hacia los niños y su padre, y está claro que el amor está en el aire… y todo eso más la voz etérea de Julie Andrews.

Mientras dormías (1995)

En lo que respecta al amor no correspondido, Lucy,  vendedora de billetes en una estación de metro de Chicago, es toda una experta. Todos los días se cruza con un apuesto pasajero, Peter, ajeno a los intereses de ella, hasta que un día sucede lo inesperado: Peter cae a las vías y ella le salva la vida. El muchacho entra en coma y la familia escucha llorar a Lucy, así que la toman por su novia. ¿El único problema? Jack, hermano de Peter, nota que hay algo que no cuadra.

El bazar de las sorpresas (1940)

Si son entusiastas de la comedia romántica Tienes un e-mail, con Tom Hanks y Meg Ryan, tienen que ver la que fue su inspiradora: ¡esta película de 1940! En la versión original, la historia se concentra en la tienda de souvenirs Matuschek, en Budapest. Uno de los empleados, Alfred Kralik, se enamora hasta las trancas de una mujer a la que nunca ha conocido en persona. Siempre se han comunicado por correspondencia. La cosa se complica más cuando el jefe de Kralik, el señor Matuschek en persona, contrata a una nueva vendedora para la tienda.

Up (2009)

No importa la edad que tengas, si ver la película de animación Up no te toca la fibra sensible del corazón, lo más seguro es que no tengas corazón ni fibra sensible ni nada. Esta conmovedora película cuenta la historia de Carl Fredricksen, 78 años, que decide echar a volar su casa colgándola de cientos de globos para ir hasta las Cataratas Paraíso. Algún que otro polizón desata momentos hilarantes, pero la moraleja de esta familia es un emotivo mensaje de amor eterno.

Orgullo y prejuicio (2005)

Basada en la novela de Jane Austen, esta adaptación moderna presenta a Keira Knightley en el papel de la vivaz y aguda Elizabeth Bennett, una mujer que se niega a casarse simplemente para respetar la tradición. Sin embargo, cuando entra en escena el señor Darcy, un soltero adinerado, las chispas saltan. Ahora bien, como él considera su clase social superior a la de Elizabeth, las posibilidades de una relación duradera parecen escasas.

Kate & Leopold (2001)

Meg Ryan, Hugh Jackman, Nueva York y viajes en el tiempo… ¿qué más se puede pedir de una película? Leopold (Hugh Jackman) es un duque inglés que se ve transportado de la Nueva York de 1876 a la ciudad de 2001, gracias al exnovio de Kate (Meg Ryan), que ha viajado en el tiempo. Kate se muestra escéptica cuando descubre la noticia. ¿Decidirá abrazar el pasado por el bien de su futuro?

La princesa prometida (1987)

Es posible que no haya mejor opción que ver este cuento clásico de amor y aventuras. Se verán transportados a una época en la que un hombre deberá atravesar pantanos de fuego repletos de roedores anormalmente grandes, batirse contra espadachines exóticos y escapar a secuestradores con el fin de salvar a su único gran amor, la hermosa Buttercup, de un matrimonio forzado con el odioso príncipe Humperdinck.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.