Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Antonio Abad
home iconActualidad
line break icon

'La tortuga roja': un film animado, familiar y sin diálogos

José Ángel Barrueco - publicado el 10/02/17

Una historia sobre cómo combatir la soledad

La tortuga roja es una de las nuevas apuestas de Studio Ghibli, responsable de largometrajes animados como La tumba de las luciérnagas, Recuerdos del ayer, La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro o El viento se levanta. Coproducida entre Francia, Bélgica y Japón, fue un encargo para su director, el holandés Michael Dudok de Wit, cineasta que colaboró con los estudios Disney, y que desde 1992 hasta la actualidad sólo ha rodado cuatro cortometrajes y la película que hoy nos ocupa.

De Wit es un animador, guionista y director que se toma con tranquilidad su trabajo: alrededor de diez años ha tardado en terminar La tortuga roja, que ya ha obtenido varios premios (uno de ellos lo recibió en Cannes) y que es una de las candidatas favoritas para llevarse el Oscar al Mejor Largometraje Animado.

Michael Dudok de Wit es un cineasta atípico. Como vemos, se toma tu tiempo. Sus cuatro cortos (Tom Sweep, The Monk and the Fish, Father and Daughter y The Aroma of Tea) tienen una duración de entre tres y ocho minutos.

Su autor no es nuevo en los premios de la Academia, ya que su segundo trabajo fue nominado al Oscar, y finalmente lo obtuvo por Father and Daughter, una pieza muy especial que cuenta la historia de un padre que se despide de su hija antes de subirse a una barca y desaparecer para siempre; la hija crece, forma una familia y va envejeciendo, pero no deja de visitar el paraje en que su padre y ella se separaron, hasta que, anciana, encuentra la barca en la que él se fue, se tumba a morir y se reencuentran en el más allá.

La particularidad de los trabajos de Dudok de Wit es que nunca se profiere una sola palabra: los personajes no hablan y no hay voz en off, sólo música e imágenes. Que el director narre estas historias sin recurrir jamás a la palabra, confiando sólo en el poder de transmisión de la imagen, es digno de aplauso.

La tortuga roja comienza contándonos el naufragio de un hombre que, como en Robinson Crusoe o en Náufrago, llega a una isla desierta. En lugar de procurarse las condiciones necesarias para sobrevivir durante una larga temporada, su máxima ambición consiste en construir una balsa para salir de allí. Pero, cada vez que se echa al mar, a unos metros de la orilla algo le destroza la embarcación y debe volver a nado para construir otra.

En cada intento se pertrecha y se prepara mejor, hasta que un día descubre que su enemigo es una enorme tortuga de color rojo: la causante de las destrucciones de las barcas. Desde ese momento el náufrago intentará derrotar a su rival, esa criatura que se impone entre él y la salvación. No podemos desvelar más sin pisar la trama, y es importante que el espectador no sepa demasiado al respecto: salvo apuntar que, en determinado momento, la película da un giro hacia el género fantástico.

Tanto en sus cortos como en esta película los personajes de Michael Dudok de Wit son seres humanos que se obstinan en lograr algo, sea un pez para comer, o un reencuentro con el progenitor, o sobrevivir a cualquier precio.

La tortuga roja, con una emocionante BSO de Laurent Perez del Mar, es un filme de tratamiento solemne y exquisito, ideal para ver en familia, con varias situaciones que generan tensión en el espectador. Una historia sobre cómo combatir la soledad y cómo echar raíces cuando el hombre debe acostumbrarse a vivir en un territorio que le es ajeno.

Tags:
cinegrandes producciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.