Aleteia

Preocupa la contaminación de río Uruguay provocada por bacterias

Vince Alongi-cc
Comparte

En algunas zonas las aguas afectadas por las bacterias superan altamente los índices permitidos

Esta vez no tienen que ver las pasteras, sino grupos de bacterias a menudo de origen fecal. Pueden provenir de aguas residuales, efluentes industriales, materia vegetal y suelo en descomposición.

La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) advirtió el  pasado sábado 28 de enero que las aguas del río homónimo están altamente contaminadas con bacterias que superan ampliamente el número permitido.

Según el estudio publicado por la CARU, Concordia registra un nivel de ciertas bacterias 24 veces superior al límite permitido para aguas destinadas a actividades de recreación con contacto directo, en tanto que Federación supera 12 veces esa marca.

El estudio del organismo internacional midió, desde fines de diciembre del año pasado hasta el pasado viernes, la cantidad de bacterias fecales de tres tipos: coliformes fecales, escherichia coli y enterococos. Las primeras son un grupo de bacterias que tienen un origen frecuentemente fecal y pueden provenir de aguas enriquecidas, efluentes industriales, materia vegetal y suelo en descomposición.

La escherichia coli es una bacteria que se encuentra en el tracto gastrointestinal de humanos y animales de sangre caliente, y los enterococos son microbios que viven en los intestinos y en el aparato genital femenino, y provocan infecciones si penetran en las vías urinarias, el torrente sanguíneo o en heridas de la piel.

En la ciudad entrerriana de Federación, el agua del río Uruguay va de las 600 a las 37.600 coliformes fecales por cada 100 mililitros de agua, con un promedio de 2424 UFC/100 ml, muy por encima del valor establecido para zonas destinadas a actividades con contacto directo, ubicado en 200 UFC/100 ml, un promedio de más de 12 veces el límite permitido. La concentración de las  escherichia coli supera 16 veces el límite permitido.

También en Concordia se supera en las playas el límite máximo de estas bacterias: los coliformes fecales son el doble, los escherichia coli van de 70 a 900 por cada 100 mililitros, aunque no se registra una media geométrica ya que en varias zonas “no se realizaron análisis”, mientras que los  enterococos son 24 veces más de lo prudente.

La contaminación afecta también Puerto Yeruá, a unos 30 kilómetros al sur de Concordia, con límites superados entre 8 y 12 veces según el tipo de bacteria. Preocupa la situación también de las aguas en San José y Colón.

En Concepción del Uruguay, los coliformes fecales superan lo permitido, con una media de 396 UFC/100 ml, por encima de los 200 prudenciales. La escherichia coli y los enterococos aparecen por debajo o en los límites permitidos respectivamente.

En Gualeguaychú hallaron entre 30 y 760 coliformes fecales, con una media de 201 UFC/100 ml; mientras que los escherichia coli se ubicaron por debajo de la media geométrica permitida, ya que se encontraron entre 10 y 500 con una media de 94; pero los enterococos se hallaron entre 30 y 600, con una media de 202, seis veces más de lo normal.

Varios hospitales del departamento entrerriano de Colón aseguraron que ingresaron en los últimos días una “gran cantidad de niños y niñas con vómitos, fiebre y diarrea”, por lo que se encuentran “colapsados” lo que estaría indicando la necesidad de verificar si las zonas de balnearios están siendo o no afectadas por la alta contaminación.

Artículo publicado originalmente por Ciudad Nueva

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.