Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El primer gran secreto de Fátima (“se equivoca quien piensa que la misión profética de Fátima está acabada…”)

UMB-O/Shutterstock
Comparte

Mirando al ángel que se apareció antes a los pastorcitos

Un año antes de las apariciones de la Virgen en Fátima, se dieron tres apariciones del Ángel, encargado por Dios de preparar las almas de los tres niños videntes para recibir el mensaje y la visita de la Virgen María.

Estas apariciones del Ángel, que tuvieron lugar a lo largo del año 1916, son consideradas por algunos como el primer gran secreto de Fátima.

Y esto porque ninguno de los niños, ni Lucía, ni Jacinta, ni Francisco, hablaron de este hecho. Solo Lucía va a narrar este extraordinario evento 20 años después de ocurrido.

Conviene decir que el Ángel ya había aparecido en tres oportunidades un año antes, es decir en 1915. Se había aparecido a Lucía y a otras dos niñas. Sin embargo en estas apariciones de 1915 el Ángel apareció silenciosamente sin decir o transmitir mensaje alguno.

Las otras tres apariciones de 1916 el Ángel aparece y habla, comunica y prepara a los videntes para la visita de Nuestra Señora.

Las apariciones del Ángel se enmarcan dentro de las llamadas “revelaciones privadas”, las cuales son una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el momento presente (cfr. Congregación para la Doctrina de la Fe, Mensaje de Fátima, 26/06/2000).

Es un mensaje profético, entendiendo por tal aquel que explica la voluntad de Dios para el presente y ayuda a reconocer la presencia de Cristo en todos los tiempos.

Cuánta necesidad tenemos de la ayuda del Ángel para ayudarnos a comprender y vivir el mensaje de Fátima en este tiempo presente. Ya lo decía el papa Benedicto XVI: “Se equivoca quien piensa que la misión profética de Fátima está acabada. Aquí resurge aquel plan de Dios que interpela a la humanidad desde sus inicios: “¿Dónde está Abel, tu hermano?” (Homilía del Papa Benedicto XVI el 13 de Mayo de 2010).

Al recorrer el camino con el Ángel brilla especialmente el Inmaculado Corazón de Nuestra Señora, su mensaje viene a ser como un catecismo sencillo de la fe católica.

A modo de resumen se puede mencionar que el contenido de la primera aparición de 1916 es una invitación a rezar; la segunda un llamado al sacrificio y la tercera ofrecerse por la salvación de los pecadores.

Es tan importante el mensaje del Ángel que el padre Jose de Sainte-Marie, en un artículo sobre el Acto de Consagración en Fátima del papa Juan Pablo II el 13 de mayo de 1982, menciona que “la consistencia de estas tres últimas “visitas” del ángel es asombrosa, y lo que es más importante, al mismo tiempo nos da la clave de todo el misterio de Fatima: la salvación ofrecida a un mundo pecaminoso por la Misericordia Divina y el don de esa Misericordia a través de los Corazones de Cristo y de la Santísima Virgen”.

Los Corazones de Cristo y de Maria tienen intenciones de misericordia hacia vosotros: esa declaración es extremadamente importante, pues invita, desde el principio mismo, a considerar el Corazón Inmaculado de María, como el centro del Mensaje de Fátima”.

Así el mensaje del Ángel es fundamental para entender el triunfo del Inmaculado Corazón: este mensajero celestial enseña y nos prepara para el triunfo del Corazón Inmaculado de Nuestra Señora.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.