Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 11 mayo |
San Francisco de Jerónimo
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Prepara y envía desde Alemania sillas eléctricas para discapacitados pobres

Caritas del Perú

Esther Núñez Balbín - publicado el 24/01/17 - actualizado el 07/03/17

Déjate inspirar por Hans Peter Dentler

En medio de la pobreza, Arón, un niño de ocho años del poblado de Huacho provincia de Lima, convivía con una severa parálisis cerebral. Desde que nació permaneció postrado en una cama, hasta que apareció una luz en su camino: el alemán Hans Peter Dentler, que desde hace 15 años ha decidido mejorar la calidad de vida de los discapacitados de todo el mundo.

¿Qué podría haberlo llevado a entregar su trabajo a los más vulnerables? Cuando tomaba fotografías desde un tren en movimiento, en Sri Lanka, fue salvado de morir por la mano generosa de una mujer. Comprendió entonces que debía mejorar la calidad de vida de los más necesitados.

Sin brazos y con ambas piernas atrofiadas de nacimiento, Cecilia se dedica a tomar fotografías en Sri Lanka. A los 3 años también se cruzó por su camino el ciudadano Hans Peter Dentler, quien le había prometido conseguirle una silla eléctrica para su desplazamiento.

16145117_10154880167208972_84432950_o
Caritas del Perú
16145141_10154880167938972_427837960_o
Caritas del Perú

En Perú, es la organización católica Caritas, a través de la Gerencia de Desarrollo Social, la que está entregando la ayuda biomecánica ofrecida generosamente por Hans Peter Dentler a 350 personas con discapacidad y en situación de pobreza.

10 Caritas diocesanas se encargan de preseleccionar a cada uno de los beneficiarios y enviar sus casos a Alemania, de manera que la ayuda llega según la necesidad de cada persona.

La carrera de solidaridad de Hans se inicia en 1999 y en 2001 pone en marcha el programa “Sillas de ruedas para los más pobres entre los pobres”, con el cual ha contribuido a mejorar la vida de más de 26 mil de personas con discapacidad en países como Sri Lanka, Serbia,  Malasia, Rumania, Turquía, Ruanda, Congo, Kenia, Afganistán, Nicaragua, El Salvador, Bolivia y Perú; a través de ayuda biomecánica: sillas de ruedas, andadores, bastones, prótesis de miembros inferiores y muletas entre otras ayudas.

Tags:
caritasdiscapacidadperupobrezasolidaridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
5
FATIMA
Philip Kosloski
Fotos rara vez vistas de los videntes de Fátima, Lucía, Jacinta y...
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
Obvious
Mamá, me tengo que ir
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.