¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Edad Media, ¿una época oscura? 9 “inventos” desmienten este mito

© Public Domain
Comparte

Algunos de ellos fueron inventados precisamente por cristianos

¿La Edad Media fue un periodo oscuro caracterizado por el oscurantismo y el retraso cultural y científico a causa de la amplia difusión del Cristianismo? Sería un grave error etiquetarlo de ese modo. La Edad Media fue otra cosa. Fue un periodo histórico vivo y marcado por grandes descubrimientos, algunos de ellos por parte de los cristianos.

1) El hospital

Giorgio Cosmacini, profesor de Historia de la medicina en la Università Vita-Salute San Raffaele y en la Università degli Studi de Milán, escribe: “el valor de la hospitalidad era solo marginalmente conocido en el mundo clásico. Fue la Edad Media cristiana la que dio fundamento ético a la hospitalitas: mandamiento compartido, como servicio al necesitado y al sufriente, en el ámbito de un cristianismo que proclamaba ser la religión de los pobres”.

“Estas obras recibían una organización por parte de la Iglesia primitiva: los diáconos eran “ministros” delegados de los obispos para administrar la distribución de víveres y limosnas, la asistencia a viudas y huérfanos, el alojamiento a pobres y enfermos. Las primeras “casas hospitales” o domus episcopi, surgidas junto a las residencias episcopales, eran los arquetipos de los futuros hospitales […]. Bajo la autoridad de un obispo nacían casas hospitales urbanas, bajo la autoridad de un abad, se organizaban estancias hospitales en los monasterios” (G. Cosmacini, L’arte lunga. La storia della medicina dall’antichità a oggi, Laterza 2009, pp. 118,120).

2) Las gafas

Las primeras innovaciones tecnológicas se producen en Occidente, en el siglo XIII. El fraile dominico Alessandro della Spina, a caballo entre 1285 y 1289, fue el primer inventor de lentes convexas, dirigidas a facilitar la vista de quienes ven mal de cerca (presbiopia). Poco antes, en 1268, el inglés Roger Bacon teorizó sobre el uso de lentes para mejorar la visión de los objetos.

El todo caso, desde finales del siglo XIII se produjo una sucesión de innovaciones y de soluciones prácticas para hacer más fácil el uso de las lentes. Su realización, sin embargo, constituyó durante mucho tiempo una actividad muy especializada, en la que se hicieron famosos sobre todo los cristaleras venecianos de Murano.

Originalmente, las gafas estaban formadas por superficies de cristal de roca con ángulos particulares, unidas por tiras de cuero y por un perno, que garantizaba una fijación en la nariz. Un lazo de cuero, que pasaba por detrás de la nuca, contribuía a fijarlas sólidamente a la cabeza (www.treccani.it)

3) Molinos de agua

Fue a partir del siglo IX cuando los molinos de agua, parecidos a los que hoy conocemos, empezaron a aparecer en Europa, paralelamente a la progresiva abolición de la esclavitud: un molino sencillo permitía moler en una hora 150 kg de grano, cosa hasta entonces se podía hacer solo utilizando 40 esclavos, que, aunque no se les pagara, había que mantener.

4) Arado pesado

Alrededor del siglo XI, en el norte de Francia hizo su aparición un nuevo tipo de arado, llamado en seguida arado pesado, cuya reja era asimétrica, mientras que el instrumento en general estaba dotado de ruedas y que, dado que no tenía que ser necesariamente empujado por un hombre y podía añadírsele peso para hacerlo entrar más profundamente en la tierra, tenía que ser unido a bueyes o caballos.

5) Relojes

Inventados durante el siglo XIII, los primeros relojes mecánicos sustituyeron en muy poco tiempo a las diferentes maneras de medir el tiempo que se usaban desde la antigüedad, basadas en meridianas, clepsidras e incluso relojes hidráulicos, que ya eran conocidos por griegos y romanos, y que se habían difundido mucho en los primeros siglos medievales.

6) Prensa de tipos móviles

La prensa de tipos móviles fue creada por Johann Gutenberg en 1455 en Maguncia. Aunque en este caso, como hemos señalado en el caso de los relojes, el invento europeo no fue el primero en absoluto, pues en China el inventor Bi Sheng había creado una técnica muy similar en 1041. Sin embargo, el invento chino no era conocido por Gutemberg ni por los europeos de su tiempo.

7) Siete notas musicales

Las siete ‎notas existen desde siempre, pero ¿sabías que su denominación se inventó en la Edad Media? Guido d’Arezzo, monje benedictino, nombró en el siglo XI a cada nota con las primeras sílabas de los versos del himno “Ut queant laxis” dedicado a San Juan Bautista.

«UTqueant laxis

REsonare fibris

MIra gestorum

FAmuli tuorum

SOLve polluti

LAbii reatum

Sancte Iohannes»

8) Brújula

La brújula hizo su aparición en las orillas del Mediterráneo en la Edad Media. Y provocó un malentendido histórico que siguió propagándose, con curiosas consecuencias, hasta nuestros días.

En el viejo continente, la primera referencia sobre ella es del erudito inglés Alexander Neckam, que la menciona en el De nominibus utensilium (hacia el 1180) y ya a comienzos del siglo XIV era un instrumento muy conocido. La encontramos en las crónicas del dominico Giordano da Pisa (1260 – 1311), que escribe: “parece una vil piedra, pero es carísima” y, para establecer su valor, comenta que sería mejor perder una esmeralda que una brújula.

9) Arroba

El símbolo @ llegó a nosotros deambulando desde siglos que alguno aún se obstina en llamar “oscuros”. La arroba que usamos cada día en el correo electrónico aparece por primera vez en un códice miniato del siglo XIV escrito en búlgaro, que se conserva en la Biblioteca Vaticana junto a otro millón y medio de libros raros y preciosísimos.

En el texto antiguo, la @ es la primera letra de la palabra amen. Aparece en una página de la “Σύνοψις ἰστορική”, una crónica universal en 6733 versos políticos escrita por Constantino Manasés, en la que el intelectual bizantino quiso contar la historia del mundo, desde los comienzos hasta la muerte del emperador de oriente Nicéforo III Botaniates (1002 -1081).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.