Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

No pierda el sentido del humor: ¡lo que hace un padre por su hija!

José Ángel Barrueco - publicado el 20/01/17

Se estrena 'Toni Erdmann', la galardonada comedia de Maren Ade

En la primera secuencia de Toni Erdmann, una comedia agridulce de dos horas y media de duración, un mensajero llama a un domicilio para entregar un paquete; le recibe un hombre que afirma que el envío es para su hermano, que va a llamarlo… Fuera de plano oímos, al mismo tiempo que el repartidor, dos voces que discuten.

Por fin sale el mencionado hermano, un tal Toni, un tipo que casi provoca vergüenza ajena: y entonces advertimos que se trata del mismo personaje de antes; es la misma persona, pero disfrazada. Tanto el espectador como el mensajero se quedan atónitos. Este momento marcará el tono de la película, a medio camino entre lo inesperado y lo cómico.

El premiadísimo filme de la directora Maren Ade nos cuenta la historia de un padre, Winfried (Peter Simonischek), que se planta sin avisar en la ciudad en la que trabaja su hija, Ines (Sandra Hüller), para tratar de alegrarla un poco.

Ines es una mujer fría, soltera, rígida, siempre pegada al teléfono para hablar de negocios, obsesionada con su puesto de ejecutiva que está detrás de planes que mueven millones, alguien incapaz de reír o de emocionarse. Y su padre es lo contrario: un hombre que utiliza las bromas como método para disfrutar de la vida, que reparte su tiempo entre varios empleos pequeños y entre su madre y su perro.

Al principio Winfried intenta romper el molde de hielo que su hija se ha construido a su alrededor sin lograrlo. Cuando ha transcurrido una hora de metraje, Winfried se va de la ciudad (Bucarest)… pero reaparece convertido en Toni Erdmann, un grotesco coach y embajador alemán que se cuela en las fiestas y en las empresas y acaba haciendo reír al personal, siempre perplejo ante sus modos y sus chistes. Y entonces su hija tendrá que decidir si le sigue el juego o si, por el contrario, vuelve a echarlo de su camino.

En el personaje que se inventa el padre es fundamental la complicidad con el público, pero también con las personas con las que habla. Por ello sus trazas son estrafalarias (peluca de greñas, traje arrugado y dientes postizos, esos dientes gigantes de las tiendas de bromas), lo que mueve a la risa al espectador y desconcierta a quienes se cruzan con él: es evidente que los demás saben que se trata de un hombre que, de algún modo, está jugando, pero no saben hasta qué punto.

Y ése es uno de los logros de la película, sobre la que siempre planea la tensión de si el padre logrará ablandar a su hija, quien, en una de las mejores secuencias del filme (la del vestido), es capaz de romper todos los convencionalismos.

Para escribir el guión de su filme, Maren Ade estuvo revisando películas de un género similar, como Tootsie, Señora Doubtfire o Man on the Moon (en especial por el personaje de Tony Clifton). Pero en su filme no hay golpes de efecto, ni música, ni caídas hilarantes… está rodada con realismo, con naturalismo, y, sin embargo, la historia y estos dos personajes que parecen incapaces de conectar y de comunicarse nos acaban conmoviendo.

Winfried y su álter ego sólo quieren una cosa: disfrutar de cada momento de la vida, no olvidar que los hijos crecen y se van y sólo nos dejan recuerdos. Como le aconseja a un rumano que vive metido en la pobreza: No pierda el sentido del humor.

Tags:
cinegrandes producciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.